César Duarte comparecerá este viernes ante la Corte Federal de Distrito Sur de Florida, Estados Unidos, en una videoaudiencia donde le harán saber oficialmente de la acusación peculado y asociación delictuosa, por la cual el Gobierno de México solicita su extradición.

Fuentes consultadas expresaron que esta modalidad es para mantener la sana distancia por el Covid-19. En tanto, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, afirmó que la detención de su antecesor no es un regalo ni un favor del Gobierno de aquel país.

 

Te recomendamos leer:

Detención de César Duarte no es un regalo: Corral

 

En una videoconferencia dijo que no es un asunto que salió de la chistera, sino un caso que lleva más de cuatro años, es un proceso decantado, largo, como para decir que se trata de un intercambio de favores.

“No es un regalo, no es un favor de Estados Unidos, es el cumplimiento de un tratado que México suscribió y que tienen en el centro el combate a la corrupción y a la impunidad”.

César Augusto Peniche, titular de la FGE, recordó que prepararon 50 carpetas de investigación, y que en próximas semanas darán como resultado nuevas órdenes de aprehensión.

En su gira por Parral, Corral informó que el despacho norteamericano de abogados que se contrató para ubicar bienes de su antecesor identificó cerca de 50 propiedades susceptibles de ser embargadas en Texas, Nuevo México y Florida.

Por otra parte, Juan Manuel Aguilar, integrante del Colectivo de Análisis para la Seguridad con Democracia, consideró que la captura del expriista favoreció a ambos gobiernos, “con la visita de Andrés Manuel López Obrador (a EU) Donald Trump se va a beneficiar en el esquema de política interna de cara a la elección”.

Indicó que la detención de Duarte ayudara al jefe del Ejecutivo porque va a reforzar la imagen de lucha contra la corrupción y de impartir justicia contra personalidades corruptas de sexenios anteriores.

LEG