El Gobierno de Guerrero continúa con la preparación para lograr que a través de un esfuerzo conjunto, la entidad retorne de manera paulatina, ordenada y escalonada a una posible aplicación de la primera fase de reapertura económica el 2 de julio.

Para ello, la administración de Héctor Astudillo ha dispuesto medidas y protocolos, en los que la colaboración y esfuerzo de la población serán determinantes para lograr el éxito de la estrategia.

Durante la transmisión diaria de las acciones para combatir la emergencia generada por el Covid-19, el jefe de la Oficina del Gobernador, Alejandro Bravo Abarca, informó los lineamientos en los que se establece que de lograr alcanzar el semáforo naranja, se deberán acatar de manera estricta.

Señaló que esta reapertura está planeada y tomando como referencia lo que se ha aplicado en otros estados con condiciones similares.

Dentro de las acciones a aplicar durante esta nueva fase destaca el uso del cubreboca de manera obligatoria, mantenimiento de la sana distancia, uso del gel antibacterial y el lavado constante de manos.

Enfatizó en que esta reapertura contempla que los hoteles, restaurantes, servicios náuticos, deportes acuáticos espacios públicos parques, servicios religiosos, platerías y joyerías ofrezcan sus servicios al 30% de su capacidad.

Recordó que en esta nueva etapa en las playas sólo se permitirán actividades individuales dentro y fuera del agua; se dará el reinicio de la producción agroindustrial y la apertura de actividades en juzgados, tribunales y juntas de conciliación, pero sólo se atenderá con previa cita.

Gobierno de Guerrero

LEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.