Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Una encuesta necesaria…

Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en print

@osdtagle

Llevamos varias semanas en la llamada cuarentena, todos los días esperamos tener noticias buenas y esperanzadoras sobre el término del encierro. Pero pasa todo lo contrario, al menos en nuestro país nos encontramos en el punto más alto de contagios y muertos producto del coronavirus.

En muchos hogares la cuarentena ha mostrado la mejor y la peor parte de las personas. La violencia hacia las mujeres ha sido un tema que todos los días escuchamos y que cada día pareciera ir en aumento. Junto con esa violencia está también la violencia familiar, la que en muchos hogares se ha ejercido en contra de mujeres, niños y jóvenes.

La cuarentena y la falta de recursos económicos están generando en muchas regiones del país una violencia que está presente, pero que aparentemente estaba dormida.

Dentro de lo mejor que ha pasado en esta cuarentena y que hemos escuchado es que las familias han encontrado como trabajar en equipo, muchos padres se han reencontrado con sus hijos, han logrado tener un tiempo que difícilmente volverán a tener con ellos. Muchas parejas han fortalecido sus vínculos.

El encierro, la crisis económica ha creado una generación muy distinta, a muchos que venimos de generaciones pasadas, nos ha transformado y muchos de los efectos psicológicos seguramente los iremos conociendo a lo largo de los siguientes años.

El regresar a lo que llaman la nueva normalidad no será nada fácil, los niños y los jóvenes de momento no volverán a los colegios, las reuniones y las formas de convivir serán distintas.

Pero todo esto será muy difícil si las autoridades no entienden el contexto de lo que está pasando en cada hogar, que ha dejado la pandemia y es por eso que deben celebrarse propuestas y proyectos como el elaborado en Barcelona por un grupo de médicos e investigadores que decidieron elaborar una encuesta para conocer cómo está viviendo la situación de la cuarentena y el impacto social de la pandemia.

Dentro de sus resultados se muestra que 86.1% de la población se muestra muy o bastante preocupada del cuidado de las personas enfermas. La economía es el tema que más preocupa con 32.4% de las respuestas, seguido de otros temas.

Del 9.6 % de las personas entrevistadas afirman que han tenido síntomas del coronavirus. De estas personas solo 11.1% se han sometido a una prueba de detección y menos de un 40% han ido a un centro sanitario.
En cuanto al empleo el objetivo prioritario de la encuesta es identificar las primeras consecuencias que esta crisis sanitaria ya está teniendo sobre el empleo. Entre las personas ocupadas 31.8 % declaran que trabajan en servicios esenciales, y casi la mitad  son trabajadores asalariados. De estos trabajadores, un 5.3 % manifiestan que han sido despedidos como consecuencia de la crisis sanitaria.

Ahora esta encuesta se está aplicando en nuestro país y podría ayudar a identificar muchas otras cosas que nos están pasando y transformando. En esta encuesta pueden participar personas que viven en México que sean mayores de 18 años. Además al entrar en el siguiente link: www.sars.mx y hacer la encuesta nosotros mismos detectaremos los patrones que nos están preocupando o si incluso vivimos violencia en el hogar.

 

Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en print

NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS
OPINIÓN