La síndica de Pijijiapan, Chiapas, Amada C., fue denunciada por sus vecinos por organizar una reunión con amigos en su domicilio, pese a la contingencia sanitaria.

A través de redes sociales, circularon fotografías que muestran a la mujer sentada, junto con otras personas, alrededor de una mesa con vasos de unicel y botellas de refrescos.

De acuerdo con información publicada en medios de comunicación locales, los vecinos notificaron el hecho a la policía municipal, que arribó al lugar en compañía de elementos de la Guardia Nacional (GN).

Sin embargo, Amada N., insultó a los policías y argumentó que los uniformados no tenían derecho a suspender la fiesta, dado que no había más de 40 personas congregadas en el lugar.

Acto seguido, los uniformados se retiraron del lugar sin que hubiera detenidos o alguna sanción por desacatar las medidas sanitarias.

Cabe recordar que las autoridades sanitarias de Chiapas indicaron que a partir del 17 de mayo, comenzaría el punto más complicado en cuanto al número de casos de coronavirus, los cuales, hasta ayer sumaban 743.

 

 

EFVE