Las víctimas se dirigían el sábado pasado hacia la frontera para seguir su camino hacia Estados Unidos

En el primer año de gobierno de la actual administración, el nivel de paz del país disminuyó 4.3% en 2019, en los últimos cinco años se ha deteriorado 27% y cinco estados mejoraron en tanto 23 empeoraron.

El Índice de Paz México (IPM) 2020, publicado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP), destaca que Yucatán fue el más pacífico por cuarto año consecutivos, seguido por Tlaxcala, Chiapas, Campeche y Nayarit.

Las entidades menos pacíficas fueron Baja California, Colima, Quintana Roo, Chihuahua y Guanajuato. La tasa de homicidios alcanzó un nuevo máximo en 2019, con 28 por cada 100 mil habitantes; que representó más de 35 mil 500 personas asesinadas.

Detalla que este incremento está relacionado con las disputas entre cárteles, la tasa de delitos de la delincuencia organizada creció 24%.

También indica que este delito es la principal causa de muerte de personas entre 15 y 44 años, y la cuarta más frecuente entre niños de cinco a 14 años. En los últimos cinco años, la tasa de homicidios ha aumentado 86%.

En una videoconferencia Carlos Juárez director del IPM comentó que en 2019 el impacto económico de la violencia superó en ocho veces el gasto público en salud y seis veces la inversión en educación.
“En términos per cápita, a cada mexicano, la violencia nos costó 36 mil 129 pesos, equivalente a cinco veces el salario mensual promedio. Estas cifras revelan la magnitud en que la violencia limita a la economía mexicana”, expuso.

Infografía: Juan Ángel Espinosa

Urgen inversión en seguridad

Juárez manifestó que México presenta el menor nivel de gasto en seguridad interna y sistema judicial de los 33 países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con 0.7% del PIB.

Recordó que a nivel mundial los países de la OCDE invierten 1.67% de su PIB en seguridad interna, sistema de justicia; en Latinoamérica 1.5%

El director del IPM, subrayó que sin una inversión adecuada en los sistemas de seguridad y justicia será muy difícil mejorar la seguridad pública.

El informe resalta que, para atender la violencia, México debería mejorar e incrementar su gasto en el sistema de justicia penal.

Refiere que debe invertir más y mejor. Por ejemplo, el país tiene en promedio 3.6 jueces y magistrados por cada cien mil habitantes: cuatro veces menos que el promedio global, este déficit restringe la capacidad del sistema judicial para procesar casos y, por ende, hay elevadas tasas de impunidad.

El reporte provee un análisis integral de las tendencias y factores relacionados con la violencia y la paz en México. El índice se basa en la metodología del Índice de Paz Global (IPG), la principal medición del nivel de paz en el mundo, elaborado cada año por el IEP desde 2007.

LEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.