Durante marzo salieron del país 4,600 millones de dólares por el retiro de capital por parte de inversionistas extranjeros, ante los riesgos que representa a nivel mundial el brote del coronavirus (Covid-19) y las políticas internas que ha tomado el Gobierno federal, según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

A través de un reporte, el organismo internacional refirió que otro de los indicadores que fueron tomados en cuenta por los inversionistas para decidir el retiro de sus capitales, fue el riesgo para la salud financiera de Petróleos Mexicanos (Pemex) ante el brote del coronavirus.

Y es que refiere que el riesgo de los títulos soberanos a diez años se disparó de 141 puntos a principios de mes hasta los 404 puntos base para el 24 de marzo; y aquellos relacionados a la calificación de Pemex elevaron su riesgo de 414 puntos hasta 1,117.

Por separado, Standard & Poor’s (S&P) en su análisis Calles vacías, afirmó que si bien todos los mercados emergentes han sufrido de fugas de capital, en el caso de México se “han tenido las salidas más importantes en las últimas semanas”.

Después de México le sigue Rusia, añadió, donde el tipo de cambio cayó a niveles de 24% entre el 1 de enero y 23 de marzo del 2020.

El FMI agregó que el mundo enfrenta una situación económica más severa que la que se vivió en la crisis financiera de 2008, además de que se podría empeorar al verse en la necesidad de recapitalizar algunos sistemas bancarios.

“La presión sobre el sistema bancario está creciendo y los mayores incumplimientos de la deuda son inminentes. Y muchos ahora esperan un shock para el sector financiero similar en magnitud a la crisis de 2008”, alertó el informe publicado por el FMI.

CON INFORMACIÓN DE AGENCIAS

El retiro de dinero es similar al reportado en 2008

La fuga de capitales que según el FMI reportó México durante marzo, es equivalente a los recursos perdidos en el primer trimestre de 2016 y el cierre de 2008, donde se reportaron salidas por 4,335 millones de dólares y 4,358 millones de dólares, respectivamente.

De acuerdo con datos del Banco de México (Banxico), publicados en el reporte de balanza de pagos de esos años, la fuga de capitales se derivó a la desconfianza de los inversionistas sobre la estabilidad económica del país, ante coyunturas económicas, como la de la crisis global de hace una década que inició en Estados Unidos.

 

leg