Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Puntos clave del informe trimestral y la minuta de Banxico

Compartir

La semana pasada fue muy activa en términos de comunicación para el Banco de México. En primer lugar, publicó su Informe Trimestral correspondiente al último trimestre de 2019. Posteriormente, dio a conocer la minuta de la reunión de política monetaria del 12 de febrero en la que la Junta de Gobierno decidió recortar en 25 puntos base la tasa de interés objetivo para ubicarse en 7.00%.

 

En relación con el informe trimestral del periodo Octubre-Diciembre de 2019, destaco los siguientes puntos clave:

 

  1. Entorno económico global débil, con alta incertidumbre y riesgos adicionales a la baja: Subrayaron una desaceleración de la economía global ante tensiones comerciales y geopolíticas principalmente. En ese contexto, diversos bancos centrales implementaron relajamiento monetario (i.e. recortes de tasas de interés y/o inyección de liquidez en sus mercados financieros). El brote y propagación del nuevo coronavirus (Covid-19) representa el principal riesgo a la baja para la economía global en 2020
  2. Reducción ligera del PIB en 2019, con los mercados financieros y el tipo de cambio estables: Banco de México subrayó que detrás de la caída del crecimiento económico estuvieron tanto el debilitamiento de la actividad industrial de los Estados Unidos, como factores de incertidumbre internos y externos
  3. La inflación cerró en 2.83% el año pasado, su nivel más bajo desde agosto de 2016 y segundo mínimo histórico: Preocupa que la inflación subyacente (excluyendo los precios de alimentos y energéticos por su alta volatilidad) ha continuado en mayores niveles y con menor propensión a converger hacia el nivel objetivo de 3% anual
  4. Ajuste a la baja en el pronóstico de crecimiento del PIB para 2020 y 2021: Banco de México ahora prevé que el PIB de la economía mexicana crezca entre 0.5% y 1.5% este año, por debajo del estimado anterior de entre 0.8% y 1.8%. De igual manera, anticipan un menor crecimiento en 2021, entre 1.1% y 2.1% versus 1.3% y 2.3% previo
  5. Ajuste al alza en el pronóstico de inflación para 2020 y publicación del pronóstico para 2021: Banxico estima un cierre de la inflación en 2020 de 3.2% anual, por encima del 3.0% pronosticado un informe antes. Para 2021, ahora ven la inflación cerrando en 3.0% anual
  6. Los recuadros publicados en el informe confirman los principales focos de atención del banco central: En particular, el primer recuadro analiza cómo influye la incertidumbre sobre la inversión en las economías avanzadas. En tanto, el segundo recuadro contiene una estimación de los impactos de la incertidumbre sobre el consumo y la inversión en México. El tercer recuadro analiza cuáles son los factores que más se relacionan con la inflación por el lado de la oferta. Finalmente, para el último recuadro presentan una estimación del efecto del incremento al salario mínimo de 2019 sobre los precios

 

 

En relación con la minuta de la reunión de política monetaria del 12 de febrero, sobresale lo siguiente:

  1. Preocupación creciente por el impacto del coronavirus sobre la economía global: A pesar de que la mayoría de los miembros de la Junta de gobierno coinciden en que el PIB global crecerá más en 2020 que en 2019, un par de miembros destacaron que el impacto del coronavirus sobre las cadenas de suministro globales podrían afectar dicha perspectiva. Inclusive, señalaron que los principales bancos centrales del mundo podrían agudizar su relajamiento monetario como consecuencia de una mayor propagación del virus
  2. El balance de riesgos sobre la actividad económica continúa sesgado a la baja: Al respecto, la mayoría de los miembros de la Junta externaron su preocupación por el débil desempeño de la inversión. Dos miembros lo atribuyeron a la incertidumbre asociada con algunas decisiones tomadas por el gobierno, junto con un subejercicio en el presupuesto público
  3. Discusión sobre los alcances de la política monetaria: Durante la semana del 12 de febrero, la Secretaría de Hacienda señaló que el Banco de México contaba con mayor espacio para recortar la tasa de interés objetivo y, con ello, contribuir a impulsar la reactivación económica. Este tema no podía faltar en la reunión de decisión de política monetaria. En general, destacaron que las decisiones de política monetaria sobre la actividad productiva generan menor impacto que la certidumbre que el gobierno podría darle a los agentes económicos para reactivar el consumo y la inversión. Adicionalmente, tanto en el informe trimestral como en la minuta, Banxico subrayó que las acciones de política monetaria son en concordancia con la valoración que la Junta de Gobierno del instituto central realiza para darle cumplimiento a su mandato único: mantener la inflación controlada y estable, misma que se ubica actualmente dentro del rango de +/-1 sobre el objetivo puntual de 3.0% anual

Podemos concluir de los dos documentos que Banco de México continuará recortando la tasa de interés objetivo. Lo anterior considerando que no existen presiones inflacionarias por el lado de la demanda ante una economía débil. En tanto, el entorno global apunta a que sea más factible una desaceleración que un crecimiento más acelerado de las economías del mundo. Como resultado, Banco de México podría seguir disminuyendo su tasa objetivo, aunque a un ritmo menor, ya que la inflación posiblemente sea ligeramente mayor en 2020 que en 2019. No obstante, se prevé que ésta continúe sobre niveles cercanos al objetivo de 3% anual., de 7% hacia niveles más cercanos al 6.5%.

 

 

 

 

Compartir

NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS
ÚLTIMAS NOTICIAS
OPINIÓN