Gran Bretaña trabaja para acabar con los autos a combustible y que sólo circulen eléctricos

El ideal de contar con una nula polución del aire en el Reino Unido implica un mayor esfuerzo, pues el consumo de autos de gasolina dentro de sus fronteras lo hace ser el segundo mercado
Foto: Especial
2.5 millones de libras esterlinas será la inversión que se hará para instalar más de mil puntos de recarga de autos eléctricos
Compartir

Como una medida para terminar con las emisiones de carbono y por ende reducir drásticamente la contaminación del aire, el Gobierno británico indicó que la venta de autos nuevos de gasolina e incluso híbridos, quedará prohibida a partir de 2035.

Esta postura por parte del Gobierno que acaba de dejar la Unión Europea ya se había dado a conocer, aunque la fecha que había propuesto en primera instancia fue 2040. Es decir, se han adelantado un lustro a dejar de consumir autos nuevos que funcionen con motores de combustión interna.

Por supuesto que muchos sectores de la industria automotriz que forman parte de la cadena que da como resultado las miles de unidades que circulan por la calles de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte van en contra de esta apuesta que los sacaría del negocio en relativamente poco tiempo, tomando en cuenta los más de 100 años que este modo transporte lleva de vida.

Las industrias del petróleo, en efecto, son las más hostiles a esta idea, mientras que las firmas de autos ya están modificando sus agendas para poner como prioridad la producción de autos eléctricos, pues incluso los híbridos no tendrán cabida en 15 años.

Esta es una de varias medidas que deberán entrar en vigor en el futuro próximo, ya que el ideal de contar con una nula polución del aire en el Reino Unido implica un mayor esfuerzo, pues el consumo de autos de gasolina dentro de sus fronteras lo hace ser el segundo mercado con más ventas en Europa.

LEG

Compartir

QUÉ COCINO HOY

NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

QUÉ COCINO HOY

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

PLÁTICAS DE CAFÉ