El padre del pequeño se dio a la tarea de buscar en Internet al dinosaurio

Una historia poco común se ha vuelto viral en redes sociales, luego de que un padre decidió darle a su hijo, amante de los dinosaurios, un ejemplar para que pudiera jugar con él; sin embargo, por error terminó adquiriendo una figura de seis metros de largo.

Fue el mismo André Bisson quien publicó sus historia en Facebook sobre el incidente ocurrido en la Isla de Guernsey, puesto que su hijo se convirtió en un completo fanático de los dinosaurios después de ver la película ‘Dinosaurs‘ de Disney, en especial de los Carnotaurus.

Bisson, escribió que su hijo le estuvo pidiendo «el Carnotaurus más grande que haya visto» por lo que su esposa le envió un enlace en donde un parque de diversiones llamado Tamba Park vendía sus dinosaurios a muy bajo costo.

El padre del pequeño se dio a la tarea de buscar en Internet al dinosaurio, pensando que media tres metros. Emocionado por la sorpresa que tenia para Theo decidió comprarlo por mil 300 dólares (Aproximadamente 24 mil 441 pesos).

Andre ya tenía todo planeado e incluso pensó en el lugar perfecto para el Carnotauros, el cual colocaría junto a su tina de hidromasaje; sin embargo, al recibir una llamada por parte de la paquetería le informaron que el dinosaurio era tan grande que no cabía en su camioneta.

El dinosaurio era gigante y se demoró, por lo que no pudo llegar para Navidad así que el director del parque le ofreció disculpas y le regaló otro ejemplar, pero más pequeño.

Debido a la lluvia que cayó durante el trayecto, el Canotaurus aumentó su peso a poco más de dos toneladas, peso que no pudieron mover siete hombres, por lo que tuvo que ser manipulado por una grúa.

Ahora cuenta que su hijo está tan emocionado por Chaz (como nombró al dinosaurio) que no quiere ir a la escuela para no dejarlo solo.

 

 

Con información de medios

EFVE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.