Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Necesario actuar en materia de salud…

Compartir

@osdtagle

La desaparición del Seguro Popular ha causado grandes confusiones en la población, las reglas de operación del Instituto de Salud Para el Bienestar aún no son claras y en los próximos días podríamos ver más afectaciones a la población que la requiere.


Desde agosto de 2019 el ex secretario de Salud Julio Frenk advirtió de lo que podría ocurrir sí desaparecía el Seguro Popular, de hecho señaló que el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 no auguraba buenas cosas para el sector salud.


El presupuesto que se propone para la Secretaría de Salud es de 120 mil 857 millones de pesos constantes, esto representa un incremento en el presupuesto de apenas 0.5 %, que no cubre las carencias que hay en el sector. Esto con todo y los 40 millones adicionales que el presidente López Obrador prometió al Insabi.


Tras ponerse en marcha este nuevo instituto, los beneficiarios se dieron cuenta que solo podrán acceder a servicios de primero y segundo nivel, con lo que se dejó fuera los de tercer nivel y alta especialidad que en realidad son los que representan mayor costo para la sociedad.


Este será un gran problema pues mucha de esas personas contaban desde hace años con esos servicios de salud por los cuales ahora tendrán que pagar.


Estamos en tiempo de que las autoridades analicen bien el cambio y atiendan los llamados a modificar las carencias del nuevo sistema. Por ejemplo a diferencia del seguro popular con este sistema no se realizaron pruebas piloto, en el caso anterior esas pruebas fueron por tres años.


En la revista Nexos, Julio Frenk refirió que “Tan solo valdría la pena recordarles que el seguro Popular del que tanto se quejan las actuales autoridades garantizaba el acceso, sin desembolso en el momento de utilización, a las 294 intervenciones incluidas en el Catálogo Universal de Servicios Esenciales de Salud y los 66 servicios de alto costo y complejidad financiados mediante el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos”.

En otros temas se sabe que Víctor Hugo Romo alcalde en Miguel Hidalgo dio una grata sorpresa al ser positivamente valorado en los programas que implementó,  de hecho nos cuentan que Romo estuvo supervisando el cumplimiento cabal de estos, en el caso de las obras muy buena labor la que realizó Gustavo Hernández, tan es así que comparado con la pasada administración panista dirigida por Xóchitl Gálvez, en donde por ejemplo los recursos que gastaron fueron mucho mayores con los que utilizó la actual administración. 

Romo y su colaborador siguieron las instrucciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, hacer más con menos, por cierto en el tema de transparencia la alcaldía salió bien calificada, ojo Claudia Sheinbaum esto debería de ponerlo como ejemplo de alcaldía.


Por otra parte, en Hidalgo la entidad que gobierna Omar Fayad Meneses está trabajando a una buena velocidad para la ciudadanía, entre sus cercanos colaboradores destaca el secretario de políticas públicas, José Luis Romo Cruz, quien se ha caracterizado por dar difusión a toda la obra y acciones que desempeña el mandatario hidalguense, el titular de políticas públicas joven talentoso y con gran poder de concertación comienza a destacar entre sus compañeros de gabinete, ya en la capital del estado se habla de él.

Compartir

NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN