Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

La revancha de Gertz Manero

Compartir

Desde hace más de 20 años han existido diversas diferencias entre Alejandro Gertz Manero y Genaro García Luna. Diferencias que se han marcado por las formas y métodos de trabajo, así como por la formación de cada uno de ellos.


En 20 años, el ahora Fiscal General de la República no ha tenido escándalos más que los provocados en 2001 por el propio García Luna, pues fue él quien acusó a Gertz Manero de haber sido el culpable de la fuga de Joaquín
El Chapo Guzmán.


Por años Gertz ha sido reconocido no solo por sus encargos en la administración pública y su expertise en materia de seguridad, sino también por la práctica docente. Pero hay que poner las cosas en su lugar, el pleito entre estos dos personajes surge en el 2001, fecha en la que Gertz Manero encuentra diversas irregularidades en los trabajos que venía desempeñando Genaro García Luna.


Cuando Alejandro Gertz era el secretario de Seguridad Pública federal y Genaro García Luna era director de la entonces Policía Judicial Federal, Gertz reportó ante la entonces PGR que García Luna habría comprado al menos doce aeronaves de manera irregular, y cuando se desempeñaba como coordinador de la Policía Federal de Inteligencia.


Gertz también denunció la compra irregular de armamento y motocicletas, pero nunca hubo respuesta a sus señalamientos, los cuales presentó penalmente ante el Ministerio Público Federal.
Semanas después de las denuncias,
El Chapo Guzmán escapó del penal de puente grande en Jalisco, situación que aprovechó Genaro García Luna para culpar a Gertz Manero, pues él era el titular de Seguridad Pública Federal y responsable de los penales. Pero lo que nunca dijo García Luna es que aún en ese momento también había varías responsabilidades de la Secretaría de Gobernación.


Rebelión en Yucatán
En los últimos meses la popularidad del gobernador de Yucatán, Mauricio Vila, se ubica entre los tres mandatarios más aceptados a escala nacional.
Ese “alto rankeo” podría verse afectado a partir de mañana y derivado de la posible aprobación de un Presupuesto Estatal que contempla nuevos impuestos para los yucatecos.


Vila Dosal ha mantenido una relación cordial con el Ejecutivo Federal que tal vez no le fue suficiente para detener el recorte de participaciones federales para Yucatán, y que hoy lo mantiene en el ojo del huracán por la posible alza de gravámenes propuesta en el Congreso Local.
Tal vez, Vila no reparó en que los legisladores locales de Morena callaron ante la disminución de recursos al estado (o incluso lo celebraron), y ahora condenan el aumento.


En un ejercicio de causas y consecuencias, la postura morenista en la entidad podría generarles un gran bono electoral, pues nada enoja más al electorado que nuevos impuestos.
Es decir, con una mano recortan y con la otra condenan la recaudación ¿Será esto un golpe en la línea de flotación del gobierno panista de Vila?

Compartir

NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN