A 22 días de la elección, la campaña por el gobierno británico mantiene a los líderes partidistas con eventos y presentaciones de propuestas. El primer ministro, Boris Johnson, líder del Partido Conservador, sorprendió a algunos medios y personajes afines al anunciar, en reunión con la Confederación de la Industria Británica, que abandonaría su plan de reducir impuestos a corporativos de 19 a 17%.

Johnson, quien ha sido premier durante casi 4 meses, pidió el beneficio de la duda a los presentes, aclarando que sería más positiva en lo general una reducción fiscal para negocios pequeños. Con esta maniobra, el primer ministro parece aligerar su imagen y discurso pro-corporaciones grandes, que suele asociarse a él y a su partido.

Por su parte, Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista y principal opositor, presentó en días pasados su propuesta más reciente: internet gratuito y universal para todos los habitantes del Reino Unido. “El internet debe ser un servicio público (…) Pienso que esto es muy importante para dejarlo solo en manos de las corporaciones”, y que reiteró que más y mejores conexiones “impulsarán la productividad y traerán a medio millón de personas de vuelta a la fuerza laboral”.

Jo Swinson, lideresa del Partido Liberal Democrático y tercera fuerza en la mayoría de las encuestas, ha dedicado los últimos días a tres cosas: desmentir una “noticia falsa” en redes sociales que la acusó de crueldad hacia los animales (un montaje de ella lanzando piedras a unas ardillas); aclarar que su partido no prestará sus votos para que Corbyn forme gobierno; y reiterar ante empresarios que un gobierno liberal mantendrá al Reino Unido en la UE, cancelando el Brexit por completo.

Por otro lado, la relevancia de esta particular elección, sobre todo porque definirá el rumbo del divorcio, está siendo constantemente subrayada.

El diario The Independent, uno de los más grandes del Reino Unido, publicó un desplegado pidiendo que aquellos que aún no se registran para votar lo hagan para hacer escuchar su voz.

“A una semana de la fecha límite del 26 de noviembre (para la inscripción electoral), se estima que más de 9 millones de personas faltan en el padrón o no están registradas en su domicilio actual, siendo los jóvenes, las minorías y los pobres quienes más perderán la oportunidad de expresarse”, sentenció el periódico.

En materia de encuestas, según el agregador del diario The Guardian al 19 de noviembre, la ventaja de Johnson sobre Corbyn se ha ampliado un poco con respecto a la semana anterior, llegando a 11 puntos (Johnson 40%; Corbyn 29%). Swinson, por su parte, cae a 15%, mientras que el Partido Brexit atrae al 7% y el Verde al 3%.

LEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.