El cohete Falcon 9 lanzará 60 nuevos satélites Starlink, con los que buscan crear su propia red de Internet satelital de alta velocidad.

 

El cohete Falcon 9 se lanzará con la carga útil más pesada hasta la fecha. Se trata de una remesa de 60 satélites Starlink que pretenden brindar Internet a todo el planeta a velocidades similares a las de la banda ancha. Esta es la segunda misión de estas características, ya que en mayo SpaceX ya lanzó otros 60 satélites.

 

El objetivo de SpaceX es poner en órbita unos 42.000 de estos satélites Starlink con el fin de proporcionar servicio de Internet de banda ancha a cualquier parte del mundo, algo que, en palabras del CEO de la compañía Elon Musk, ayudaría a conectarse a las regiones más remotas y pobres del mundo.

 

Musk espera ganar entre el 3 y el 5% del mercado mundial de Internet, una parte valorada en 30,000 millones de dólares anuales, 10 veces más de lo que gana con sus cohetes.

 

Los 60 satélites a bordo del Falcon 9 fueron liberados aproximadamente una hora después del despegue a una órbita de 174 millas de altura.

 

Hasta el momento Space X aún no se han determinado los precios, pero estará dirigida a los consumidores que actualmente pagan 80 dólares por un servicio de banda ancha deficiente.

 

Space X requerirá que los usuarios instalen una terminal, sin embrago aún se desconoce si será un dispositivo independiente o servirá como módem de cable.

 

aarl

Participa en la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.