A México la impunidad le cuesta 422, 239 millones de pesos cada año (0.57% del PIB), según estimaciones del estudio Costos de Impunidad, único estudio que determina en términos económico el impacto de la impunidad en el país.

 

De continuar con esa tendencia, para el 2050 el costo ascendería a $8.7 billones de pesos una pérdida de 13% de crecimiento del PIB.

 

El estado con mayor índice de impunidad, en promedio para el periodo 2010-2016, es Guerrero con 97.5%; mientras que Baja California obtuvo el más bajo nivel de impunidad, con un promedio de 91.9% para el mismo periodo. La impunidad en México, en dicho periodo, varió entre 92% y 97.5%.

 

El estudio fue presentado por Alejandro Anaya y Patricia de Obeso, y elaborado bajo la coordinación del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) y Creatura, Critical Thinking Advocates.

 

Anaya, dio a conocer que el aumento de 10 homicidios por cada 100 mil habitantes relacionado con la guerra contra el narcotráfico provocó una caída de 0.62% del PIB anualmente. Adicionalmente, la tasa de crecimiento se contrajo en 0.25 puntos porcentuales cada año.

 

«El país atraviesa por una grave crisis de impunidad que erosiona aún más la confianza de los mexicanos en sus instituciones. Esta situación ha traído innumerables costos, varios de ellos irreparables y difíciles de cuantificar. Miles de vidas se han perdido, otro tanto de familias ha quedado marcada para siempre por la desaparición de uno o varios de sus miembros, y no se puede despreciar la pérdida del bienestar físico y psicológico de víctimas y sus familiares”, afirmó Patricia de Obeso.

 

PAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.