La compra de metrotrexato se ordenó después de que unos senadores pretendían comprobar la inexistencia del medicamento en el Hospital Infantil de México, confesó el Presidente Andrés Manuel López Obrador, durante La Mañanera de hoy, realizada en Palacio Nacional.

“Me informaron que era un asunto delicado y que incluso ya había hasta la amenaza de que se iba a desatar una campaña en medios, y no por la campaña sino por la gravedad del asunto solicité con urgencia a una reunión del gabinete.

“Me decían en la carta que ya estaban pidiendo, creo los senadores, ir a visitar el Hospital Infantil, y otros hospitales, para constatar de que no había la medicina para los niños de cáncer, y sí no iba a haber porque no nos estaban abasteciendo de medicamentos”.

El mandatario especificó que en esa reunión citó a los secretarios de Salud, Defensa Nacional y Marina y Hacienda, Jorge Alcocer, Luis Cresencio Sandoval, Rafael Ojeda y Arturo Herrera respectivamente, así como al director general del IMSS, Zoé Robledo; el titular del ISSSTE, José Antonio González para analizar la compra de medicamentos en el extranjero, lo cual está permitido por la ley.

Aunque no dio a conocer los costos de la adquisición realizada en Francia, aseguró que no le importa si sale más caro por los impuestos.

“No le hace, no se pierde porque lo más importante es la salud, y además eran tanta la corrupción que hasta podría comprarse más barato”.

Resaltó que no es un medicamento costoso, y precisamente porque no genera utilidad para la empresa Pisa no es prioridad la producción del metrotrexato.

 

DAMG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.