Un grupo de ingenieros hicieron posible trasladar 30 mil toneladas de un edificio de la terminal de autobuses de Xiamen, ubicada al sudeste de China.

 

Esta construcción se empujó un total de 288 metros en un trabajo, que duró 40 días con ayuda de 532 gatos hidráulicos, el proceso fue filmado y compartido como timelapse que de inmediato se viralizó en redes sociales.

 

 

El objetivo de esta rotación era dejar espacio para la construcción de una nueva terminal del tren bala, además por su tecnología fue considerado uno de los proyectos más grandes de China en materia de ingeniería.

 

Este proyectó logró hacerse con el récord Guinness como el trabajo de mayor rotación de un edificio.

 

 

Con información de El País

 

DAMG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.