Cruzará mil 525 km por los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR), la Secretaría de Cultura y El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) firmaron un convenio para analizar, estudiar y preservar el patrimonio cultural mexicano que se localiza en las cercanías a la ruta del Tren Maya, con lo que se busca que sea un proyecto detonante de desarrollo económico, social y cultural.

“El territorio en el que se construye el Tren Maya es rico en recursos materiales, tanto arqueológicos como de los distintos pueblos que habitan alrededor, lo que se busca con este convenio es salvaguardar el patrimonio cultural de la nación”, expresó el director general del FONATUR, Rogelio Jiménez Pons.

El convenio se divide en 4 factores importantes:

El primer factor es el arqueológico, que analizará todo lo que se encuentre en el suelo y subsuelo del terreno, vestigios de culturas y de pueblos; este trabajo será realizado por el INAH mediante la tecnología LIDAR.

El segundo punto es para custodiar el patrimonio ferrocarrilero, que data del siglo XIX, y que pueden llegar a servir como zonas verdes e incluso como zonas de avistamiento de aves.

El tercer punto es el reconocimiento del patrimonio vivo: los pueblos y su gente, además de la difusión de las expresiones y lenguas que cada uno de ellos.

Y por último, el reconocimiento artístico a las expresiones culturales de los pobladores originarios de este sitio.

“Estamos en un proyecto común para la preservación de la cultura maya. El Tren es un corredor cultural, siempre lo hemos platicado así, es un proyecto de los estratégicos de este gobierno que justamente tiene como objetivo dar un espacio de dignidad, de reconocimiento y de fortaleza a una de las culturas más importantes que nos preceden y que están vivas”, declaró Alejandra Frausto Guerrero, titular de la Secretaría de Cultura.

El director del FONATUR agregó que, en caso de encontrar una estructura mayor se podría redefinir la ruta del Tren, aunque, “ya no creemos encontrar mucho, debido a investigaciones anteriores realizadas en la ruta, la proyección estimada para realizar este trabajo va de entre 120 y 150 MMDP y se espera que no tenga retrasos para que sea entregado un año antes de que termine el actual sexenio”.

Tecnología LIDAR

La detección y el rango de luz (LIDAR) es una tecnología de detección remota basada en láser. “Esto sirve para ayudar a nivelar, planificar y optimizar la infraestructura en la construcción de carreteras, ferrocarriles, puentes, tuberías y campos de golf, renovar después de desastres naturales, además de realizar mapeo a través del dosel del bosque para acelerar descubrimientos arqueológicos sin gastar tantos recursos, tanto humanos como monetarios”, explicó Juan Javier Carrillo Sosa, Subdirector de Estudios y Proyectos del Tren Maya.

Por su parte Pedro Francisco Sánchez Nava, presidente del consejo de Arqueología, declaró que es una manera muy práctica y eficaz de hacer detecciones y hallazgos en zonas que se siguen investigando y así “seguir avanzando en el conocimiento de estas culturas, el ejemplo más claro es Santa Lucía, el cual no esperábamos nada y aparecieron los vestigios, así que es un trabajo que se debe realizar con la mayor precisión”.

LEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.