En Estados Unidos, Cementos de Chihuahua fue sentenciada a pagar laudo por más de 36 millones de dólares

Tras el cierre de los mercados bursátiles por el día del trabajo, las jornadas financieras retoman su actividad y diferentes títulos registran caídas en sus cotizaciones, es el caso de Grupo Cementos de Chihuahua que arrancó la jornada del jueves con una caída en cotización del 2.79%.

Esta baja en su precio se agrega a las diversas presiones que viene enfrentando GCC a lo largo del último mes. Tras dar a conocer su reporte trimestral a accionistas, Cementos de Chihuahua informa que tuvo un retroceso del 65.5 por ciento en sus ventas.

Al respecto Enrique Escalante Ochoa, Director General de Grupo Cementos de Chihuahua, explicó : “Las ventas totales disminuyeron 1.9% a US$ 163.4 millones en el 1T19, principalmente por menores volúmenes de cemento y concreto en Estados Unidos debido a las condiciones climáticas desfavorables”. . Escalante, señaló al clima como responsable del bajo desempeño.

Si bien hay optimismo de que la cementera chihuahuense retome el camino positivo, el pasado 25 de marzo, el juez John L. Kane de una corte federal de Colorado, ratificó la sentencia del Tribunal de la Comisión Interamericana de Arbitraje Comercial (CIAC) que obliga a Grupo Cementos de Chihuahua a pagar a su ex socio comercial en Bolivia CIMSA, 36 millones de dólares, más gastos legales.

En su reporte trimestral presentado por el propio Enrique Escalante, GCC anunció el reconocimiento del laudo de daños respondiendo así: “La Compañía tiene derecho a apelar la decisión dictada por el Juzgado de Distrito de Colorado en un plazo de 30 días. GCC se encuentra evaluando los posibles cursos de acción en defensa de sus intereses. Adicionalmente, GCC continuará con los procesos de anulación en Bolivia, cuyo resultado podría implicar una reconsideración o revocación de la resolución del Juez de Distrito de Colorado”.

La situación puede complicarse aún más, ya que los tiempos tienen vencimiento y representantes de CIMSA puede solicitar a las autoridades norteamericanas que embarguen de manera precautoria los bienes de Cementos de Chihuahua en aquella nación para garantizar el pago del laudo de daños, ya que el juicio inició en las cortes en el 2015 y puede extenderse mucho más.

Escalante Ochoa también comentó que “se espera que el aumento de los precios del petróleo y la apertura de nuevos oleoductos aumenten la demanda de cemento petrolero utilizado en pozos petroleros en el oeste de Texas, mientras que los proyectos de infraestructura y reconstrucción en El Paso, Texas, Las Cruces, Nuevo México y Colorado aumenten la construcción hasta el año 2020”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.