Con el objetivo de convertir el Canal Nacional en un parque lineal de 8.7 kilómetros, el Gobierno de la Ciudad de México anunció una inversión inicial de 100 millones de pesos durante 2019.

Acompañada del director del Sistema de Aguas de la CDMX (Sacmex), Rafael Carmona Paredes, y por la secretaria del Medio Ambiente local, Marina Robles García, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, aseguró que la licitación para realizar el proyecto arrancará en mayo, para que las obras comiencen en junio y culminen en 2021.

“Aquí la idea es rescatar el Canal, hacerlo un espacio público y generar un esquema de mantenimiento permanente junto con la ciudadanía (…). Y no solamente es el saneamiento del Canal en términos ambientales, sino también va a permitir generar desarrollo económico en la zona a partir de actividades turísticas, con microempresas que estarán asociadas a todo el corredor”, señaló la mandataria capitalina.

Afirmó que, a diferencia de Viaducto Río de la Piedad, donde también se construyó un parque lineal en un tramo del río entubado, el Canal Nacional es un cuerpo de agua al aire libre.

“No es como Viaducto, aquí la gran diferencia es que hay un saneamiento de los cuerpos de agua, en Viaducto nada más se hizo una instalación arriba del canal o arriba del río (…), que está entubado desde hace decenas de años”.

Destacó que este saneamiento integral también incluirá al “Río San Buenaventura, en una parte, Río Santiago en una parte, Presa San Lucas, que están en Xochimilco”, entre otros.

En los trabajos para la recuperación del Canal Nacional también participan el Gobierno Federal a través de la Secretaría de Turismo (Sectur).

 

Antecedentes

En 2006, durante la administración interina de Alejandro Encinas en la Ciudad de México, hubo un intento previo de mejorar el estado del Canal Nacional, en el que la Secretaría del Medio Ambiente capitalino, el Sistema de Aguas de la CDMX y las entonces delegaciones de Xochimilco, Iztapalapa y Coyoacán se comprometieron a realizar diversas acciones de saneamiento, así como la creación y rehabilitación de infraestructura.

Aunque en aquella época algunos tramos fueron efectivamente rehabilitados y mejoró la imagen urbano, con el tiempo el proyecto quedó en el olvido.

En cambio, por parte de la sociedad civil surgieron diversas iniciativas de limpieza, siendo que ciudadanos agrupados en asociaciones han utilizado lanchas a lo largo de los últimos años para limpiar de basura y algas ciertos tramos del canal; además, en diciembre de 2004 se introdujeron patos y gansos domésticos al cauce, con el objetivo de embellecer y mantener el interés en la zona.

Xavier Rodríguez

LEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.