Recomendaron implementar una mayor tecnología para prevenir y atacar el robo de combustible

El Gobierno sí es culpable de que algunos Estados del país hoy enfrenten un problema de desabasto de gasolinas, coincidieron especialistas, quienes acusaron que no se realizó una planeación adecuada para evitar el robo de combustibles sin afectar su distribución.

 

Gabriel Pérez del Peral, director de la escuela de Economía por la Universidad Panamericana (UP), dijo a 24 HORAS que la falta de una correcta estrategia para combatir el huachicoleo, por parte de la nueva administración, ha provocado una crisis energética a nivel nacional.

 

“Sí es culpa del gobierno porque la decisión de cerrar los ductos la tomó el presidente Andrés Manuel López Obrador, teniendo como pretexto el robo de huachicoleo”, explicó.

 

En tanto, Salvador Rivas Aceves, académico de la escuela de Gobierno y Economía de la UP, mencionó que solamente mediante una orden de presidencia se puede tomar este tipo de decisiones, pero debe ser analizada de manera profunda, cosa que no se hizo.

 

“El cierre de ductos sólo se puede dar mediante una orden del Gobierno, entonces, al no haber gasolina en los ductos se genera un desabasto”, aclaró el experto.

 

En este sentido, Pérez del Peral, destacó que existen otros métodos para combatir el robo de este tipo de petrolíferos, tal como el uso de las tecnologías, para así, evitar el desabasto en una época del año cuando hay mayor demanda del energético.

 

“La solución serían las medidas tecnológicas, es muy recomendable, ya que se podría detectar las fugas de los ductos vía sistemas al interior de Petróleos Mexicanos (Pemex), y así tener claro donde están las fugas”.

 

Refirió, que el uso de este tipo de inteligencia permite detectar cuando la presión en los ductos baja, lo cual significa que ese está sustrayendo el energético, y así, ubicar los puntos exactos para detener a los responsables, más no cerrar las tuberías que transportan la gasolina.

 

Ambos analistas, consideraron que esta semana será crucial para que se resuelva el desabasto, ya que si la administración no toma cartas en el asunto se podrían presentar problemas de suministro en los comercios, alza en los costos de la canasta básica y mayores presiones al precio de la gasolina, como ya lo había anticipado 24 HORAS.

 

Por separado, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, señaló que las autoridades intervendrán en aquellas gasolineras que realicen malas prácticas, causen pánico en la población y especulen con el suministro de combustible, mismas que serán sancionadas e incluso, podrían perder la concesión.

 

En tanto que el líder de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas), Pablo González, estimó que el desabasto en los Estados de la zona Occidente del país, continuarán todavía un mes.

 

 

DAMG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.