“Confiamos en que el INEE permanezca”

Teresa Bracho González, consejera presidenta del Instituto Nacional de Evaluación para la Educación (INEE), afirmó que diputados de Morena han tenido una idea errónea del trabajo que realiza el instituto, pues éste no es evaluar a los maestros, sino garantizar que el proceso se haga de una manera justa y oportuna.

Ante el compromiso del Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de dar marcha atrás a la reforma educativa y a la evaluación magisterial, y ante la propuesta del legislador federal Irán Santiago (Morena) de desaparecer el INEE, Bracho González confió en que dicho instituto persista el próximo sexenio.

¿El INEE es el responsable de evaluar a los maestros?
-La evaluación no es del instituto; es de la Secretaría de Educación Pública, con las autoridades educativas locales. La única verificación que hacemos es que los procedimientos sean correctos, justos y correspondan al puntaje obtenido por cada docente.

¿Está en juego la existencia del INEE ante el cambio de Gobierno?
-El INEE no está en juego por sí mismo. Hay algunos aspectos que se está pidiendo modificar, básicamente lo relativo a la evaluación del Servicio Profesional Docente, sin embargo, ésta no la realiza el Instituto; se ha confundido esto.

¿Si desaparece la Ley General de Servicio Profesional Docente, se pierde la esencia del INEE?
-Para nada, sólo hay un artículo que refiere al Servicio Profesional Docente y sólo alude al carácter normativo del instituto en relación con la evaluación que realiza la secretaría y las secretarías estatales.

No es la misión del instituto la evaluación de los docentes en el marco del Servicio Profesional Docente. Sí tiene un rol normativo, garantizar que se haga bien, de manera justa y oportuna; éso es lo que busca el instituto en relación con esa evaluación.

En el instituto menos de 6% de nuestro presupuesto se dedica a la evaluación del Servicio Profesional Docente, menos de 5% de nuestro personal está dedicado a la evaluación del servicio profesional docente.

¿Se deben buscar nuevas alternativas de educación?, ¿cuáles serían?
-En general lo que debemos hacer es una evaluación que vaya más directamente a aquello que estás evaluando. Cuando estas evaluando escuelas, por ejemplo, que realmente impacte sobre éstas, que sea una evaluación usable por parte de todos los actores del sistema: los directores, los maestros, los supervisores. Sin embargo, sabemos que eso no es suficiente, entonces habría que realizar otro tipo de evaluaciones que sean más un insumo a los trabajos de los docentes.

¿El INEE está a favor de que se realice un cambio en este tipo de evaluaciones?
-Nosotros hemos propuesto distintos modelos de evaluación para el Servicio Docente. Incluso, en esta de desempeño tenemos un modelo desarrollado que conoce la SEP y ahora estamos en comunicación con el grupo de transición para enseñarle en qué consistiría una evaluación de desempeño, la cual está más relacionada con el docente en su grupo, en su escuela, en su contexto para desarrollar trayectorias docentes más fortalecidas.

¿Si se modifica la prueba de desempeño, se acabarían los problemas con los maestros?
-Si haces la evaluación de desempeño dentro de un esquema donde significa una interacción más de pares con los docentes y sin consecuencias laborales, las cuales tienen que estar en otro lado, debería ser un instrumento para enriquecer el trabajo de los maestros.

¿Se debe suspender la evaluación de los maestros como lo pidieron los diputados?
-Éste es un acuerdo que está tomado por ley. La ley te obliga a tomar ese acuerdo y a seguir esos acuerdos. Nunca el instituto ha intervenido para una sanción o para una consecuencia laboral, nada.

¿La CNTE está presionando a la próxima administración para que desaparezca la evaluación docente y el INEE?
-Seguramente la CNTE y otros sectores del magisterio; tampoco puede definirle que actor. La CNTE ha sido más reactiva desde el inicio; calificó de punitiva la evaluación.

¿Se busca debilitar la autonomía del INEE?
-La autonomía está sólidamente fundada, es algo que tuvimos que construir en este período gubernamental y es sólida para lo que es: emitir juicios objetivos, criterios válidos para la realización de la evaluación y poder informar a la sociedad y a la propia autoridad gubernamental sobre el estado que guarda la educación.

¿Se ha reunido con el próximo titular de la SEP, Esteban Moctezuma?
-Sí, pero casi no hemos hablado de la evaluación docente; hemos hablado más de todo el trabajo que hace el instituto, del otro 95% que realizamos. Decirle cuál es nuestro rol en el Servicio Profesional Docente y explicar la lógica normativa del instituto que no es fácil de entender.

¿La reforma educativa es una reforma de Gobierno o de Estado?
-Tiene componentes de Estado que debería mantener, como el ingreso y promoción en función del mérito de los docentes; sería una gran idea conservarlo porque garantiza, de alguna manera, la calidad de las personas que están en el servicio público.

Hay componentes que son gubernamentales, que son algunos cambios en renglones administrativos de la SEP; el diseño de un nuevo modelo educativo.

Hay que entender una cosa, la reforma no es sólo evaluar docentes, involucra muchas acciones y hay que ver de ésas cuáles vale la pena conservar, como el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (Fone).

Andrés Manuel López Obrador señaló que iba a permanecer el Fone, también señaló que iba a permanecer el INEE, entonces confiaremos en que el instituto permanezca; que las acciones que han valido la pena sean conservadas y fortalecidas.

¿El ataque y las críticas al INEE se deben al desconocimiento de la función que tienen en la educación?
-Sí. Reconozco que debió ser más intensa la campaña del instituto para decir que nosotros no hacemos las evaluaciones.

El INEE ha desplegado campañas y programas donde se muestra que sí hace el instituto y cuál es su visión. Al final del día no es más que garantizar que los niños, niñas y jóvenes de este país estén en la escuela y que su estancia en ésta garantice que tienen una formación para su desarrollo.

¿Cuál es el futuro de la educación en México?
-La educación es algo que no se construye en un día, está construido históricamente. Las escuelas están funcionando; (la educación) no se suspende por cambio de Gobierno o por exhortos.

La educación no se cambia de un día para otro, tan es así que la reforma no pudo aplicar todos sus componentes. El sistema no se muere, no se acaba con un cambio gubernamental; eso es seguro.

¿Qué mensaje le da al personal del INEE ante la llegada de un nuevo Gobierno?
-No dejen de trabajar. El instituto sigue en marcha, el instituto está trabajando en la Junta de Gobierno para fortalecerlo; estamos tratando de encontrar las mejores condiciones para nuestro trabajo a futuro.

El instituto tiene 16 años, no se creó con la reforma educativa y ha producido cosas que son de valor, no dejen de hacerlas y no tengan duda de que haremos todo lo posible para que todas las personas y en los proyectos que creemos del instituto permanezcan y sigan hacia adelante.

¿El INEE se sumará al plan de austeridad que propone Andrés Manuel?
-En el INEE somos muy austeros, hemos sido austeros a lo largo de los años. Cuando uno aplica todas las medidas de austeridad propuestas por el nuevo Gobierno le pegas a un “poquitito” al ingreso del instituto.

Frases:

“La Evaluación del Servicio Profesional Docente no es una atribución del instituto ni quisiéramos que fuera”
“Somos en realidad austeros, porque no tenemos bonos; nosotros creemos que el recurso educativo tiene que ir sustantivamente a la escuelas”

LEG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.