El fuego de los JCC Barranquilla 2018 se apagó luego de 16 días de competencias, en las que participaron 37 países, en 36 deportes, en los que México se coronó como campeón de la justa con un total de 341 medallas

El fuego de los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018 se apagó luego de 16 días de competencias, en las que participaron 37 países, en 36 deportes, en los que México se coronó como campeón de la justa con un total de 341 medallas, de las cuales fueron 132 de oro, 118 de plata y 91 bronces.

 

El público que abarrotó las gradas del Estadio Metropolitano Roberto Meléndez disfrutó de una mágica noche de carnaval barranquillero, espectáculo con el que la sede despidió a sus visitantes, tras arriar las banderas y decir adiós a los atletas que compitieron en Colombia.

 

Alejandro Char, alcalde de Barranquilla agradeció a la ODECABE la oportunidad de realizar esta justa y a la gente de la ciudad llamada la Puerta de Oro de Colombia, por su hospitalidad y apoyo para llevar a buen fin las actividades. “Hoy Barranquilla demostró que nada le queda grande, le prometimos al mundo los mejores centroamericanos y cumplimos”.

 

Por su parte, Steve Stoute, presidente de la ODECABE agradeció la hospitalidad de los barranquilleros: “Más de 100 marcas rotas, nunca antes vinieron tantos atletas a los Juegos, además fue la más grande audiencia”, destacó, antes de clausurar oficialmente los Juegos Centroamericanos 2018 y ceder la estafeta a Panamá.

 

En la ceremonia, José Isabel Blandón, alcalde de Panamá, agradeció la confianza que les brindaron para organizar los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 2022.

 

“Barranquilla nos dejó la vara alta y prometemos realizar unos Juegos tan buenos como Barranquilla 2018, Panamá se prepara a partir de hoy para recibirlos en el 2022 con los brazos abiertos”, señaló el alcalde, que precedió un número con los bailes tradicionales panameños.

 

El multicolorido vestuario y los fuegos pirotécnicos hicieron las delicias de propios y extraños, que disfrutaron de las notas de “En Barranquilla me quedo”, así como las danzas y la música tradicional colombiana, en los que Valeria Abuchaibe Rosales, reina del carnaval hizo su última aparición como anfitriona.

 

Los cuartos JCC realizados en Colombia, culminaron con el concierto de Silvestre Dangond, representante del vallenato y un espectacular show de fuegos pirotécnicos, para bajar el telón de la edición 23, del certamen regional, más antiguo del mundo, reconocido por el Comité Olímpico Internacional.

 

fahl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.