Cristiano Ronaldo tomó el balón para colocarlo en el manchón de penal, imagen que sería rara de no ser él quien cobre estas faltas

La última jornada del Grupo B fue infartante. Durante los 90 minutos en los que se jugaron simultáneamente ambos partidos que involucraban a los cuatro integrantes del sector, las posiciones se movieron constantemente.

Los minutos iniciales mostraron la lógica en el Irán vs. Portugal cuando los lusitanos se adelantaron con un golazo de Quaresma, mientras que en el España vs. Marruecos los africanos sorprendían con el gol de Boutaib en el minuto 14.

En ese momento, el cuadro portugués se ponía a la cabeza de su grupo, algo que les ponía el panorama más relajado rumbo a la conquista de la Copa del Mundo. Quaresma colocó un disparo de tres dedos pegado al poste derecho del arquero iraní y Cristiano y compañía comenzaban a frotarse las manos, pues se iban a los vestidores con un mejor ánimo.

En tanto en Kaliningrado, España respondió casi de inmediato. Una jugada magistral de Andrés Iniesta dentro del área marroquí fue la que valió en el gol que nació de las botas de Isco para igualar el marcador en una definición muy buena. Las acciones continuaron con el acecho de los hispanos sin poder concretar las jugadas que lograron hilar. Así transcurrió hasta el descanso.

Ya en el segundo tiempo en la Arena Saransk, las emociones quedaron aletargadas por varios minutos, o bien, Portugal jugó a conservar la mínima ventaja y responder mediante un latigazo que les ampliara la ventaja sin arriesgar la que ya tenían. La oportunidad llego por la vía penal al minuto 50. La jugada tuvo que ser revisada con el VAR y fue marcada como falta en el área iraní a favor de Portugal.

HASTA LOS MEJORES ERRAN
Cristiano Ronaldo tomó el balón para colocarlo en el manchón de penal, imagen que sería rara de no ser él quien cobre estas faltas. El astro madridista cobró el tiro a la parte inferior izquierda de Beiranvand y la sorpresa fue la gran intervención del meta iraní que le negó el segundo tanto a los lusitanos y el quinto en la cuenta personal de CR7.
Portugal seguía con la ventaja y el liderato del grupo, pero esta jugada sería la decisiva en lo que llegó después.

DRAMATISMO A TOPE
Luego de que en Mordovia se enfriaron las emociones tras el fallo de Ronaldo, en Kaliningrado comenzaron a incrementar. España continuó acechando, pero no terminaba las jugadas, por lo que Marruecos comenzó a orquestar la oportunidad que les diera la posibilidad de dar la sorpresa y la consiguieron.

Mediante un tiro de esquina, el grito de gol se entonó en las gargantas de los aficionados marroquíes, luego de que En-Nesyri le ganó en el salto a Sergio Ramos dentro del área y cabeceó de gran forma para incrustar el balón en el ángulo izquierdo del arco de De Gea. 2-1 a favor de Marruecos que no sólo estaba dando la campanada, ponía a Portugal más líder que nunca a poco más de 10 minutos de que finalizaran los encuentros.

Lo mejor quedó para el final. En ambos encuentros, los moros tuvieron al borde del precipicio a los cristianos. Ronaldo se salvó de una expulsión que el árbitro decidió dejar en tarjeta de amonestación. Poco después, Irán tuvo un premio a su insistencia que provocó una desconcentración de la zaga lusa. Una mano dentro del área de Rui Patricio fue concedida como penal tras ser revisada con el VAR en tiempo agregado.

En tanto, España no dejó de buscar su segundo tanto y en una jugada que resolvió con un gran recurso Iago Aspas. Centro al área que tocó de taco y el júbilo fue frenado por la revisión que se pidió para el VAR. Tras unos minutos, el central lo dio por válido y España se hizo del liderato del Grupo B en los últimos instantes de una jornada de locura.

EL VAR DECIDIÓ LOS CRUCES
Tres veces fue utilizado el VAR durante los juegos del Grupo B. En Kaliningrado se dio por bueno el gol de Aspas que puso a España primero en el minuto 91. En Mordovia, se marcó penalti a favor de Irán al minuto 93, con lo que sentenció a Portugal a terminar segundo. La amonestación a CR7 nació de una decisión del VAR, aunque los adversarios pedían la expulsión para la figura del Real Madrid.

FICHAS
España 2-2 Marruecos
Goles: K. Boutaib 14’, Isco 19’, E. Nesyri 81’ y I. Aspas 91’
Irán 1-1 Portugal
Goles: R. Quaresma 45’ y K. Ansarifard 90’+3’

NÚMEROS
6 tiros a gol contra la portería de David de Gea, y en total le marcaron cinco tantos en un mediocre rendimiento
19 tiros de penalti en la presente Copa del Mundo y ya es el certamen con más cobros desde los 11 pasos
10 goles de Ricardo Quaresma en un Mundial y es el hombre de más edad de su país en anotar
23 partidos consecutivos de España sin perder en todos sus duelos, amistosos y oficiales

EL DATO
El gol de Iago Aspas ante Marruecos fue en el minuto 91 y es el más tardío de España un Mundial

JUGADOR DEL PARTIDO
RICARDO QUARESMA
El internacional portugués fue el autor de uno de los goles más bellos en lo que va de la Copa del Mundo. Su tanto fue decisivo para instalar a su Selección en los octavos de final, pues tras la falla de Cristiano Ronaldo de penal y el tanto de Irán que significó el empate, de no hacerse presente en el marcador, Portugal se habría quedado en fase de grupos.

FRENTE A FRENTE
IRÁN EQUIPO PORTUGAL
33 POSESIÓN 67
1 REMATES 10
4 TIROS A GOL 2
3 TIROS DE ESQUINA 3
0 FUERA DE LUGAR 1
2 T. AMARILLAS 2
0 T. ROJAS 0

FIGURA DEL PARTIDO
ISCO
La estrella del Real Madrid comandó los ataques en la última zona de La Roja y fue el responsable de marcar el empate tras una jugada impresionante de Iniesta. Se mostró participativo en todo momento y fue una amenaza para la zaga iraní que por momentos no supo cómo frenarlo.

FRENTE A FRENTE
ESPAÑA EQUIPO MARRUECOS
68 POSESIÓN 32
16 REMATES 6
4 TIROS A GOL 3
7 TIROS DE ESQUINA 1
1 FUERA DE LUGAR 1
0 T. AMARILLAS 6
0 T. ROJAS 0

ASI ACABÓ EL GRUPO B
PAÍS G E P GF GC DIF PTS
España 1 2 0 6 5 1 5
Portugal 1 2 0 5 4 1 5
Irán 1 1 1 2 2 0 4
Marruecos 0 1 2 2 4 -2 1

OCTAVOS DE FINAL
Sábado 30 de junio
Uruguay vs. Portugal 13:00 h.
Domingo 1 de julio
España vs. Rusia 9:00 h.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.