Estreno. Desde hoy, visitantes podrán observar un templo circular con diámetro de 12 metros, el cual está dedicado a Ehécatl, el dios del viento; en la zona se han encontrado 32 entierros humanos, así como piezas de cerámica y líticas (de rocas y minerales).

La Secretaría de Cultura en coordinación con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) inauguraron una Ventana Arqueológica en el Templo de Ehécatl-Quetzalcóatl, sitio hallado en donde se ubicaba el centro comercial El Sardinero, en avenida Ricardo Flores Magón s/n, esquina Lerdo.

El presidium, conformado por Diego Prieto, director del INAH, los arqueólogos Eduardo Matos Moctezuma y Francisco González Rul, el arquitecto Lucio Gutiérrez y Edwina Villegas, titular de la zona arqueológica Tlatelolco, cortaron este martes el listón inaugural con el que se abrió paso al público.

“Estamos cercanos a conmemorar los 500 años de la última resistencia del mexica en contra de los españoles (…) que precisamente se realizó aquí, (por lo que) el sitio es de una significancia impresionante”, explicó Matos Moctezuma.

Con una superficie de 361 metros cuadrados, según investigadores de Proyecto Tlatelolco, ese espacio formaría parte del recinto ceremonial de México Tlatelolco, pues se han encontrado 32 entierros humanos, así como restos de piezas de cerámica, lítica y obsidiana prehispánicas.

A pesar de la previa construcción de la plaza comercial, la empresa DI DR LUCIO apoyó la recuperación y preservación del sitio, en donde a partir de hoy, los visitantes pueden apreciar un templo circular con diámetro de 12 metros.

El recinto, dedicado a Ehécatl, dios del viento, fue construido sobre lo que fue una base bicónica, única construcción mexica asociada a este tipo de arquitectura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.