Los calandrieros de la Asociación de Calandrias Turísticas A.C. se encuentrán en huelga de hambre a las afueras de las puertas de Palacio Municipal de Guadalajara. Dio inicio el pasado lunes como protesta ante la negativa del ayuntamiento tapatío de otorgarles permisos de trabajo para brindar recorridos turísticos en el centro de la ciudad, pues según Rafael Méndez Barajas, presidente de dicha asociación, sus labores se encuentran suspendidas desde el 17 de noviembre del presente año.

Los conflictos entre los conductores de las carroza y el ayuntamiento comenzaron a partir del anuncio dado por el gobierno tapatío, acerca del cambio de las calandrias arrastradas por caballos a un modelo de carruajes eléctricos el 9 de agosto del 2017.

La decisión por parte del ayuntamiento se originó a partir de las protestas sociales surgidas por el desplome de varios caballos en la vía pública meses antes, sin embargo, los calandrieros aseguran que la propuesta presentada por el municipio es por completo injusta puesto que afectaría en sus ingresos, además de eliminar la esencia de una las tradiciones más representativa de los tapatíos, dijo Víctor Hugo Arenas Rodríguez, uno de los calandrieros afectados en huelga de hambre.

Señaló Méndez Barajas que las autoridades tapatías no han atendido sus reclamos y en cambio les presionan para firmar un comodato, con el cual los calandrieros no están conformes, “no les interesa, ellos quieren que firmemos y ven la posibilidad para poder darnos certificados para poder darnos el permiso, pero son puras mentiras, no nos están dando nada.”

PL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.