Sorteo de Champions

Alberto Lati

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Había que ser demasiado radical para creer que pudiera darse tan extremo escenario en el sorteo de grupos de la Champions League: tener en el mismo sector a los campeones de las cuatro ligas más importantes de Europa.

 

Real Madrid, Juventus, Borussia Dortmund y Manchester City habían quedado sembrados en niveles distintos, con lo que el destino podía empeñarse en semejante capricho: en emparejarlos tan prematuramente cuando podrían ser fácilmente los cuatro semifinalistas del certamen… Y el macabro destino casi lo hizo: con la excepción de la Juve, los monarcas de España, Alemania e Inglaterra, sí se enfrentarán en algo que supera por mucho toda noción previa de lo que es un grupo de la muerte.

 

¿Qué decir del Madrid? Con el técnico más exitoso y un cuadro plagado de estrellas, la verdadera meta del año es la Champions, tras haber ya vuelto a ganar la liga ibérica. Cristiano Ronaldo, tan genial como vanidoso, sabe que el camino más corto a ser futbolista del año puede ser levantando la copa de las grandes orejas.

 

El City posee posiblemente el plantel más completo del mundo. Los frutos de tan cuantiosa inversión del jeque Mansour ya empiezan a brotar con su primer título de liga en casi medio siglo; arsenal ofensivo que incluye a David Silva, Agüero, Balotelli, Dzeko, Tévez.

 

Sobre el Dortmund basta con decir que dominó la Bundesliga anterior con auténtica autoridad. Plantel joven pero poderosísimo que ningún complejo tendrá al encontrarse en la cancha a los más célebres del continente.

 

Y el Ajax, que fue condenado a completar el sector, es nada menos que el campeón holandés, aunque en teoría ingresa por esta vez a la Champions con cabeza gacha y cual condenado al matadero.

 

Mientras Madrid, City y Dortmund van juntos, en la mayoría de los demás grupos es incluso difícil hallar más de un gigante.

 

En el A, Oporto, Dynamo Kiev, Paris Saint Germain y Dinamo Zagreb; en el B, Arsenal, Schalke 04, Olympiakos y Montpellier; en el C, Milán, Zenit de San Petersburgo, Anderlecht y Málaga; en el E, Chelsea, Shakhtar, Juventus y el novato danés Nordsjaelland; en el F, Bayern, Valencia, Lille y el bielorruso Bate; en G, Barcelona, Benfica, Spartak de Moscú y Celtic Glasgow; y en el H, Manchester United, Braga, Galatasaray y el rumano Cluj.

 

Los acérrimos rivales de Madrid, City y Dortmund (Barça, United y Bayern), aparentemente llevarán una primera ronda más tranquila que les permitirá distribuir mejor sus esfuerzos, pero es común que de la motivación de un grupo de la muerte surja el futuro campeón.

 

Al menos en ese grupo, la Champions será de máxima exigencia desde el día 1. Tal como en aquellas viejas épocas cuando aún se llamaba Copa de Clubes Campeones. Épocas en las que no había rondas preliminares, no contendían segundos o terceros sitios y todo rival podía tocar desde el primer cotejo.

 

@albertolati

 

Más del autor