Milenaria cosecha de plumas en Islandia

En una isla perdida de la bahía de Breidafjordur, en la costa oeste de Islandia, se lleva a cabo una cosecha milenaria: la de las lujosas plumas de eider, que se venden en varios miles de euros el kilo para hacer los mejores edredones del mundo