En Cuba, los jóvenes ocupan otro lenguaje

Cuba necesita construir un “nuevo lenguaje” político para superar la crisis que llevó al estallido del 11 de julio, sin violencia y sin los oscuros “actos de repudio” de la historia reciente