El fiscal estatal del condado de Lake, Michael Nerheim, comentó que revisará el caso y de encontrar que los uniformados rompieron alguna ley, se procederá penalmente