Día D
Foto: Especial. Robert Persichitti, de 102 años, viajaba junto con su tutor y navegaba en un barco por la costa hacia Francia rumbo a la celebración del Día D.  

Un veterano estadounidense de la Segunda Guerra Mundial falleció la semana pasada tras sufrir una emergencia médica de camino a las conmemoraciones del 80º aniversario del Desembarco de Normandía que liberó a Europa de la Alemania nazi, informó una organización de veteranos.

Robert Persichitti, de 102 años, viajaba junto con su tutor y navegaba en un barco por la costa hacia Francia rumbo a la celebración del Día D cuando ocurrió la emergencia, dijo la organización Honor Flight en una publicación de Facebook, sin especificar la naturaleza de la emergencia.

Te podría interesar: ‘Entre Biden y Trump no hay diferencia’: Vladimir Putin

Fue trasladado en avión a Alemania, pero murió poco después, el 31 de mayo, según la publicación, que cita a veteranos que viajaban con él.

Persichitti fue incluido en el Salón de la Fama de los Veteranos del Senado del estado de Nueva York en 2020. Según su biografía, sirvió en la Marina durante la Segunda Guerra Mundial como operador de radio a bordo del buque USS El Dorado.

“Su período de servicio incluyó el Teatro del Pacífico, Iwo Jima, Okinawa y Guam”, señala la biografía.

Unos 180 veteranos de más de 90 años, o incluso de más de 100, asistieron el jueves en Francia a las conmemoraciones del Día D en las playas de Normandía.

En una operación mantenida en secreto para los alemanes, los aliados desembarcaron hace 80 años en cinco playas repartidas por la costa normanda: Omaha y Utah para los estadounidenses, Gold y Sword para los británicos, y Juno, para británicos y canadienses.

Te podría interesar: Harry Potter, la poción mágica para el turismo en el Reino Unido

El desembarco de las fuerzas aliadas, respaldado por operaciones aerotransportadas que lanzaron tropas en paracaídas directamente en suelo ocupado, fue la mayor operación anfibia de la historia en número de buques y soldados desplegados.

Al final de lo que se conoció como “el día más largo”, 156 mil soldados aliados y 20 mil vehículos alcanzaron el noroeste de Francia ocupado por los nazis, pese a la lluvia de balas y la artillería de los aviones alemanes.

Esta operación marcó el principio del fin de la ocupación nazi de Europa Occidental, aunque aún quedaban por delante meses de intensos y sangrientos combates antes de la victoria final sobre el régimen de Adolf Hitler.