La máquina más famosa de América del Norte, y la única en su tipo, emprendió su marcha desde Canadá y arribó a la Ciudad de México, donde permanecerá unos días antes de continuar su trayecto, ofreciendo la oportunidad de viajar al pasado.

Se trata de “The Empress 2816” o “La Emperatriz”, una locomotora de vapor tipo Hudson construida en 1930.

El interés por este tren recobró fuerza en redes sociales, no solo por su historia, sino, por los accidentes que su visita generó en algunos estados y que se hicieron virales.

En Coahuila, por poco sucede una tragedia cuando una joven se acercó a la locomotora con su teléfono para tomar una foto y casi es arrollada.

En Hidalgo, una mujer intentó capturar el momento del paso del ferrocarril, sin embargo, no tomó en cuenta el gran tamaño de la máquina y fue golpeada por la estructura, perdiendo la vida.

El viaje de La Emperatriz conmemora la unión entre las empresas Canadian Pacific y Kansas City; en su camino realizó 11 paradas entre Calgary, Canadá y la capital.