delito
Foto: Especial / En lo que va del sexenio han detenido a 56 personas por este delito  

Montserrat es madre de Ana Victoria, una menor de edad víctima de pornografía infantil, quien va a terapias psicológicas para intentar contrarrestar el mal que estas acciones le dejaron.

La mujer dijo a 24 HORAS que supo que el delito era pornografía infantil y abuso sexual cuando habló con su abogado y al recordar que revisó el celular de su expareja, encontró videos de él con la niña; además de conversaciones en grupos de redes sociales donde difundió el contenido, después de recibir depósitos en efectivo.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Qué se sabe de Martijn, la red que lideraba en Holanda Nelson N, detenido en CDMX por pornografía infantil?

La madre de Ana comentó que decidió no levantar una denuncia contra su expareja porque los trámites son «desgastantes» y prefirió invertir esas energías en terapias para la menor de 10 años.

“Imagina la impresión que tuve cuando me enteré, son cosas que nunca crees que vas a vivir. Quizá fue un error no denunciar, pero preferí gastar mi dinero y energías en sacar adelante a mi princesa”, dijo con un nudo en la garganta al recordar la vivencia.

De acuerdo con una solicitud de información –realizada por este diario–, desde el inicio de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador se han levantado sólo 220 denuncias por casos de pornografía infantil y han realizado 56 detenciones; cuatro fueron mujeres y 52 hombres.

Los estados que presentaron más casos fueron la Ciudad de México con 35; Puebla con 19; Estado de México con 14; y Jalisco, Baja California, Sonora y Veracruz con 11 denuncias cada uno, según el documento con folio 332259822000805.

Según la página de internet de la organización Child Fund México, son “parientes cercanos, cuidadores y amigos”, quienes pueden buscar obtener ingresos y realicen estos abusos.

EN EL TOP TEN MUNDIAL

En una entrevista con esta casa editorial, Juan Martín Pérez García, coordinador de Tejiendo Redes en América Latina y el Caribe, declaró que en México existe un subregistro de este delito, pues en conferencias, elementos de la Guardia Nacional le han comentado que existen 400 mil reportes de este delito al corte de julio pasado.

En ese sentido, consideró que el subregistro se debe a factores como los procesos de denuncia, investigaciones incompletas y a la poca capacidad institucional, técnica y de equipo técnico que hay en el país.

El artículo 202 del Código Penal Federal establece que quienes producen y distribuyen pornografía de menores de edad serán sancionados con una pena de siete a 12 años de prisión; mientras que para los consumidores, se aplica una pena de uno a cinco años de prisión y tratamiento psiquiátrico especializado.

En 2020, México ocupó el noveno lugar mundial en el tráfico y almacenamiento de pornografía infantil, según informes de la Guardia Nacional.

Pérez García destacó que las autoridades no hacen una investigación completa, ya que todas las evidencias están fragmentadas. “Ese es el primer problema, como no hay ‘víctimas’ y solamente está el material, la investigación queda limitada”, señaló.

Lo anterior aunado a la poca capacidad institucional, en cuanto a equipo técnico y tecnológico, para dimensionar el delito.

URGEN TRABAJO COORDINADO

El titular de Tejiendo redes recordó un caso de una escuela en Iztapalapa, donde la oficina de defensoría de la infancia ha trabajado por 10 años acompañando a niños que son o fueron víctimas de violencia sexual,organizada en preescolares. Los casos están fragmentados, a excepción de uno donde se han sentenciado a 9 personas.

“La actuación de las autoridades es totalmente fragmentada (…) No se hace un asunto integral de investigación sobre sus teléfonos, computadoras. Nuestro marco normativo tiene dificultades porque necesita una víctima que presente testimonios para consolidar una investigación fuerte (y) el crimen organizado aprovecha todos esos vacíos”, mencionó.

Ante ello, instó a tener una alfabetización digital, porque –resaltó– 8 de cada 10 niños y adolescentes sólo se comunican a través de dispositivos móviles y su socialización, como su aprendizaje, está en el mundo digital.

“En este derecho de construir su identidad sexual, a erotizarse, de disfrutar su cuerpo, lo hacen con recursos digitales y lo comparten entre pares, lo que conocemos como sexting y, lamentablemente ante la falta de alfabetización digital, hacen un sexting no seguro”.

FRASE

«Se me ocurrió revisarle el celular a mi ahora exmarido, me llamó la atención que le llegaran tantos mensajes y vi sus grupos de redes, donde subía los videos con mi hija”
Montserrat, madre de víctima

TABLA

*Evitar que los niños hateen a puerta cerrada y establecer reglas de uso y horarios; incentivar que se realice esta práctica en lugares visibles.

*Llevar un seguimiento sobre las páginas que visitan, con quién hablan y sobre qué temas (hablando con los niños). Si se sospecha que están siendo acosados, lo mejor es hablar con ellos.

*Utilizar una app control parental para conocer sus hábitos en la red, y detectar súbitos cambios de comportamiento, además de instalar antivirus y programas de navegación seguras.

 

 

LEG