pelosi taiwán
Foto: AFP / China anunció "acciones militares selectivas" en respuesta a la visita  

Nancy Pelosi lleva la tensión entre Estados Unidos y China al límite tras su visita a Taiwán. La congresista demócrata arribó a Taipei ante la movilización militar china en el Estrecho de Taiwan, la franja marítima que divide a ambos países.

En un comunicado, Pelosi afirmó que la visita de la delegación legislativa estadounidense “honra el compromiso de apoyar la vibrante democracia de Taiwan”.

TE PUEDE INTERESAR:   Casa Blanca defiende “derecho” de Pelosi a visitar Taiwán

Afirmó que la solidaridad de EU con los 23 millones de habitantes de la isla ubicada en la región del Indo-Pacífico “es hoy que nunca más importante, cuando el mundo enfrenta elegir entre la democracia y la autocracia”.

La demócrata de 82 años puntualizó además que su visita no contradice la política exterior estadounidense establecida en la Ley de Relaciones de Taiwán promulgada en 1979, así como los Comunicados Conjuntos entre EU y China.

Vecinos inquietos

La llegada de la delegación encabezada por Pelosi al aeropuerto de Songshan en Taipei fue calurosa, recibida por el ministro de Relaciones Exteriores taiwanés, Joseph Wu, y la diplomática estadounidense Sandra Oudkirk.

No obstante, la visita fue motivo para que las fuerzas militares chinas se movilizaran en la Franja de Taiwán, así como de barcos de guerra estadounidenses.

TE PUEDE INTERESAR: El avión de Pelosi a Taiwán bate récords en sitio web que rastrea vuelos

Previo a la llegada de la comitiva, China anunció que su ejército lanzaría «acciones militares selectivas» en respuesta a la visita que incluirían pruebas con misiles. De acuerdo con el Ministerio de Defensa chino, el objetivo de los ejercicios es “frustrar la interferencia extranjera y los intentos separatistas de Taiwán”.

Entre tanto la Séptima Flota de Estados Unidos tuiteó este martes que el portaaviones «USS Ronald Reagan«, que navega por la región desde comienzos de julio, se hallaba en el Mar de Filipinas, al sur de Taiwán.

En ese mismo momento, un barco anfibio de los marines, el «USS Tripoli», navegaba al este de Taiwán, según el Instituto Naval de Estados Unidos (USNI), un organismo independiente cercano a la Marina estadounidense.

El «Ronald Reagan» y «el Tripoli» son ambos portadores de aviones de combate F-35 de última generación, según el USNI.

El Pentágono ha asegurado que la presencia de estos dos barcos en la región no está relacionada con la visita de Pelosi. «Nos aseguraremos de que ella tenga una visita segura», afirmó el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby.

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Japón dio a conocer en días pasados que realizaba ejercicios conjuntos con la Marina estadounidense ante la presencia de buques de guerra chinos y de Rusia en la zona del Indo-Pacífico.

Con información de agencias

China y Taiwán: una turbulenta historia

Las relaciones entre China y Taiwán, difíciles desde su separación en 1949, son fuente de tensiones recurrentes entre Washington y Pekín, que se incrementaron con la visita de Nancy Pelosi a Taipéi.

Estas son las principales etapas de las relaciones entre la isla autónoma y China.

1949: Mao Zedong proclamó en Pekín la fundación de la República Popular de China. Las tropas nacionalistas del Kuomintang se repliegan a Taiwán y forman un gobierno.

1950: Taiwán se convierte en aliado de EU, entonces en guerra contra China en Corea.

1971: China reemplaza a Taiwán en la ONU.

1979: EU rompe relaciones diplomáticas con Taiwán y reconoce a Pekín, pero mantiene el suministro de armas a Taiwán. EU y casi toda la comunidad internacional adoptan la política de «una sola China», que excluye relaciones diplomáticas con la isla.

1991: Taipéi abroga las disposiciones que instauraban el estado de guerra con China.

2005: China adopta una ley antisecesión que prevé medios «no pacíficos» si Taiwán declara la independencia.

2008: China y Taiwán reanudan el diálogo suspendido en 1995.

2010: Firman un acuerdo marco de cooperación económica.

2014: Establecen un diálogo intergubernamental.

2015: Los presidentes chino y taiwanés se entrevistan en Singapur, algo inédito desde 1949.

2017: Donald Trump autoriza una importante venta de armas estadounidenses a Taiwán.

2019: El presidente de China, Xi Jinping, afirma que no renunciará a la fuerza para recuperar Taiwán.

2020: En octubre, Xi Jinping pide al ejército «prepararse para la guerra».

2022: Xi le dice al presidente de EU, Joe Biden, que no «juegue con fuego» y advierte de las «consecuencias» que tendría una visita de Pelosi a la isla. El 2 de agosto, Pelosi llega a Taiwán.

 

LEG