José Ureña
 

Ya le dieron facilidades a Rafael Caro Quintero.

Antes de los detalles, voy a otras historias:

En 1996 fue detenido en Monterrey Juan García Abrego por agentes de la PGR, hecho que conmocionó a Los Pinos.

El presidente Ernesto Zedillo cruzó consultas: Emilio Chuayffet, José Vicente Aguinaco, Antonio Lozano Gracia…

-¿Qué hacer con un capo tan peligroso?

Hubo variedad de respuestas.

Zedillo quería extraditarlo al instante a Estados Unidos, cuya justicia lo reclamaba, y la duda era el doble escudo de la delincuencia, el debido proceso y los derechos humanos.

A favor de estos se pronunció, por ejemplo, Emilio Chuayffet, mientras otros encontraron un resquicio: García Abrego nació en Texas y debería enviársele de inmediato.

Zedillo tomó la determinación y ordenó a su secretario particular, Liébano Sáenz:

-Lo vamos a entregar de inmediato. Pero no a la DEA, sino al FBI.

En consecuencia:

-Llámale a la procuradora Janet Reno y dile que hoy mismo tienen allá a García Abrego.

Con el tiempo, ya ex presidente, diría Zedillo:

-Fue un acto de autoridad mío… Sin escándalo. No dimos tiempo de largos juicios, amparos y demás…

UNA PERRITA MILLONARIA

Aquí está el tema de hoy.

Se detuvo a Rafael Caro Quintero y ya está amparado contra la extradición sin un juicio previo cuya duración puede consumir años… si lo gana el Gobierno por eso del debido proceso, la edad y otros aspectos.

Este hecho lleva a una inercia de la cual ya salió victorioso una vez, tras 28 años en Puente Grande, de donde salió en 2013 con el aval de la justicia.

Desde entonces era humo para las autoridades mexicanas, mas no para la DEA porque le tenía las coordenadas y las aportó cuando su captura era segura.

En duda queda quién se llevará los 20 millones de dólares de recompensa: ¿la DEA por la colaboración confirmada por su directora Anne Milgram?

¿La perrita Max, cuyo olfato según la narrativa oficial condujo a los marinos altamente especializados, pero luego muertos, hasta el escondite de un hombre desarmado?

¿O la Marina, si reivindica su solitaria investigación, persecución y captura del presunto asesino del agente Enrique Kiki Camarena Salazar en 1985?

MADRUGUETE AL CHAPO

Si de errores hablamos, citemos el caso de Joaquín El Chapo Guzmán.

Tras su fuga de fantasía del Penal del Altiplano, el entonces secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, le montó una persecución sin fin.

Una vez estuvo a punto la PGR de detenerlo, pero El Chapo huyó con la hija de la cocinera en brazos y la utilizó de escudo humano.

-La orden fue no disparar.

El 6 de enero de 2016 se le aprehendió por segunda ocasión y se le llevó a Ciudad Juárez, donde se habían hecho remodelaciones para delincuentes de alto nivel.

Mientras, se analizaron varias peticiones de extradición de varias cortes -jueces de Nuevo México, de Texas, etcétera-, pero se escogió Nueva York porque ahí las leyes son más severas.

Al penal de Juárez entraban y salían abogados de Guzmán Loera, dice la historia oficial, y detectaron cómo en papel de baño él los instruía para preparar una segunda fuga.

Y de repente, en cambio de turno, el 19 de enero de 2017 se cortó la luz, se le sacó en un helicóptero y se le llevó al avión y cuando acordaron los defensores ya no tenían cliente recluido.

A ver qué sucede con Rafael Caro Quintero.

LEG

José Ureña

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.