A través del programa Jóvenes Construyendo el Futuro (JCF), el sector empresarial ha capacitado a cerca de dos millones de jóvenes entre 18 y 29 años de edad, en poco más de tres años del arranque de dicho proyecto de la actual administración.

En el evento “Jóvenes Construyendo el Futuro: Generando Oportunidades”, representantes del sector público y privado coincidieron en la importancia de trabajar de manera conjunta para lograr la prosperidad en México.

Por si te lo perdiste: Como pez en el agua se sintió Ricardo Monreal cuando le gritaron ¡Presidente!

Y es que, de los 2.3 millones de jóvenes que se han beneficiado del programa, más del 80% se han capacitado en el sector privado.

«El compromiso del sector empresarial sigue firme. Estamos convencidos de que la colaboración es el camino y que juntos continuaremos abriendo nuevas y mejores oportunidades, garantizando la capacitación de calidad que transforme la vida personal y profesional de miles de jóvenes, logrando así, construir un México con más oportunidades para todos», externó Antonio del Valle Perochena, presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN).

El empresario sostuvo que mediante los planes de capacitación integral que se ofrecen a los aprendices en los centros de trabajo, en los que se contemplan el desarrollo de habilidades técnicas que complementan la formación, miles de jóvenes han logrado un crecimiento personal y profesional.

En su participación Pablo González, presidente de la Comisión de Educación del CCE, refirió que en México hay más de 24 millones de jóvenes, de los cuales, más del 25% no participan en procesos educativos y laborales, por lo que urgió en la necesidad de atender las causas de origen y no sólo mitigar las consecuencias.

En ese sentido, apuntó que es necesario atender las deficiencias que se dan en la educación y la capacitación laboral, iniciando desde la facilitación de herramientas y apoyos requeridos a los docentes y directivos.

También, agregó, se requiere del impulso sin precedentes a la inversión, con miras a lograr que represente el 25% del Producto Interno Bruto (PIB) y con ello lograr un mayor crecimiento, la generación de más de un millón de 200 mil empleos al año y el desarrollo de una clase media más amplia y próspera.

Por si te lo perdiste: Candidatura de coalición en Edomex se definirá por competitividad: PRI

González refirió que México cuenta con posición privilegiada para atraer inversión, dada la cercanía comercial con Estados Unidos –a través del T-MEC– y el contexto de la relocalización de cadenas globales de valor, pero será necesario dar certidumbre jurídica para generar fuente de empleos y prosperidad.

“Es indispensable quitar todos los obstáculos para su realización, brindando a las empresas la certidumbre jurídica que requieren para invertir y generar empleos. La labor empresarial es el motor del desarrollo económico, la fuente de empleos y prosperidad. No hay país desarrollado o con altas tasas de crecimiento que no tenga en las empresas su principal catalizador”, expresó.

Finalmente, el empresariado refrendó su compromiso para continuar trabajando con el sector público en la generación de espacios de calidad para que más jóvenes sigan capacitándose y aportando su talento a las empresas.

LDAV