Metaverso
Foto: Twitter/@digitalfamilytw - Debido a que las actividades en el metaverso generan mucho volumen de datos, puede ser un gran valor para las empresas.  

La próxima generación de internet, el metaverso, ofrece experiencias inmersivas y conectadas que se basan en actividades, sin embargo, las empresas de entretenimiento interactivo (IE) deben desarrollar estrategias para enfrentar los desafíos que plantea la protección de sus activos y la aplicación de los derechos de propiedad intelectual relacionados.

El más reciente informe de la firma global de abogados, Baker McKenzie, refiere que antes de comenzar las operaciones en uno o varios metaversos, las empresas deben implementar medidas de seguridad para protegerse y cuando corresponda, cercar sus activos en el mundo físico.

Te podría interesar: Coloquio Cervantino Internacional 

José María Méndez, socio en Baker McKenzie, afirma que las empresas deben de analizar si las actividades que pretender realizar en un metarverso “pueden dar lugar a activos susceptibles de protección (por ejemplo, interfaces de usuario, avatares, etc.) y de ser así, (i) qué tipo de protección de PI se adapta mejor a estos activos y proporciona el más alto nivel de protección, así como (ii) cómo se llevarán a cabo las medidas de cumplimiento en este espacio interactivo cambiante”.

Debido a que las actividades en el metaverso generan mucho volumen de datos, puede ser un gran valor para las empresas, por ello es que las IE están acelerando su adopción de servicios en la nube.

Te podría interesar: Adelantarse a tus competidores: el verdadero inicio de los dominios

“Las adquisiciones recientes muestran la importancia de que las empresas cuenten con una infraestructura de nube sólida. También la reducción de los riesgos cibernéticos a través de una gestión adecuada de los datos seguirá siendo un pilar importante de cualquier programa de seguridad”, menciona el informe.

De igual manera, Dominic Edmondson, asociado senior de la firma, comenta con respecto a la regulación de contenido que “el mismo contenido puede causar diferentes problemas legales en diferentes jurisdicciones, según los reguladores locales y las opiniones de los tribunales sobre la libertad de expresión, la protección infantil, los derechos políticos, las apuestas y otros temas.»

LEO