El PRI presentó su propuesta de reforma electoral.
Foto: PRI. El PRI presentó su propuesta de reforma electoral.  

Rubén Moreira, líder de la fracción del PRI en la Cámara de Diputados, presentó un decálogo de propuesta de reforma electoral, en la que destaca la eliminación de 200 diputados federales, total centralización de las elecciones, a cargo del Instituto Nacional Electoral (INE), así como reducir el 30% de financiamientos a partidos, pero permitir los subsidios privado a los institutos políticos, así como incluir la figura de vicepresidente.

En conferencia de prensa, el líder de los legisladores priistas señaló que se trata de una propuesta 100% elaborada por sus integrantes y que asegura el fortalecimiento de las instituciones electorales.

El decálogo, que será ingresado a la Cámara de Diputados como propuesta de reforma electoral del PRI, considera la reducción de 200 legisladores, pero mantiene el modelo híbrido de elección, pues 150 serán electos por mayoría relativa, y el resto, de manera plurinominal.

Te podría interesar: A proceso el «Boby Larios», presunto participante en el ataque a la familia LeBarón

Otro de los cambios es incluir en la legislación el mecanismo de segunda vuelta electoral, con lo que habría una repetición de la elección presidencial, en caso de que el ganador no obtenga el respaldo de la mayoría absoluta.

El partido tricolor busca incluir la figura de vicepresidente de la República, la cual, según la presentación de Moreira, haría campaña junto al candidato presidencial y se encargaría de la política interna del país, además de tener voz en el Senado.

Otra de las reformas planteadas es para ampliar la libertad de expresión durante las campañas. «Queremos expresar la libre expresión de preferencias de gobernantes y particulares, pero sin el uso de recursos.

Sobre la reducción del 30% de recursos a partidos políticos, el diputado federal apuntó que la propuesta es hacerlo de manera escalonada, con un 10% por año.
Criticó que la propuesta de Morena, la cual solo considera entregar dinero a partidos en tiempos de campaña, «tiene un tinte autoritario, porque ellos quieren destruir a los partidos políticos».

Otro de sus puntos es el combate a la injerencia del crimen organizado en procesos electorales, a través de la creación de un Sistema Nacional de Protección Electoral, en el que participen las fiscalías, gobernadores, el gabinete de seguridad y otras autoridades para detectar focos rojos.

A su vez, plantea sanciones severas, sin explicar cuáles, a los partidos que hayan postulado a candidatos ligados al crimen, así como suspender campañas y anular elecciones, en casos de violencia o injerencia del crimen.

También incluyen el voto, en la modalidad de urna electrónica, lo cual, según Rubén Moreira, podría abaratar la democracia.

Te podría interesar: “Mientes”: Padre de Debanhi acusa a Azucena Uresti de mentir sobre el caso

Los tribunales electorales del país también desaparecerían para que sea el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) la única instancia nacional de decisión sobre juicios electorales.

LV