Héctor Zagal
 

Héctor Zagal

(Profesor investigador de la Facultad de Filosofía de la Universidad Panamericana CDMX)

Hoy es 10 de mayo, Día de las Madres en México. En México esta celebración fue introducida en el año 1922 por iniciativa del entonces Secretario de Educación Pública, José Vasconcelos, y el periodista Rafael Alducin, fundador del diario “Excélsior”. El 13 de abril de 1922 se lanzó una convocatoria en este periódico para institucionalizar y festejar el primer Día de las Madres en México el 10 de mayo de ese mismo año. El anuncio rezaba: “Excélsior pretende que el 10 de mayo de todos los años sea consagrado por los hijos a enaltecer en vida o en memoria a quienes les dieron el ser.”

Aunque la idea de levantar un monumento en honor a las madres surgió desde ese entonces, el proyecto tardó en concretarse. El 10 de mayo de 1944, el presidente Manuel Ávila Camacho coloca la primera piedra. El Monumento a la Madre fue inaugurado el 10 de mayo de 1949 por el presidente Miguel Alemán Valdés. Este monumento se encuentra cerca del cruce de Insurgentes y Paseo de la Reforma, específicamente entre las calles Sullivan y Villalongín, dividiendo las colonias Cuauhtémoc y San Rafael, en la alcaldía Cuauhtémoc de la Ciudad de México. La obra arquitectónica estuvo a cargo de José Villagrán García, y el conjunto escultórico fue realizado por Luis Ortiz Monasterio. Al centro está representada una madre cargando a un niño, y a sus costados se encuentran las esculturas de una mujer sosteniendo un maíz y la de un hombre escribiendo.

Cuando este monumento fue inaugurado se descubrió una placa que rezaba: “A la que nos amó antes de conocernos”. A inicios de los 90 se le añadió una leyenda aparte que rezaba: “Porque su maternidad fue voluntaria”. Actualmente hay dos placas de bronce con ambas frases.

Este día es celebrado en diferentes fechas alrededor del mundo, pero México, El Salvador, Guatemala y Chila lo celebran el 10 de mayo. El origen de esta celebración se remonta a mayo de 1907, cuando Anna Jarvis quiso rendirle un homenaje a su madre, quien había fallecido dos años antes. La madre de Anna, Ana Maria Reeves Jarvis, participó en grupos de mujeres que actuaron como enfermeras durante la Guerra de Secesión estadounidense y se había dedicado a exigir el reconocimiento de las madres trabajadoras en la sociedad. En 1914 el presidente de Estados Unidos, Woodrow Wilson, firmó un proyecto de ley para reconocer el Día de la Madre como fiesta nacional, celebrándolo el segundo domingo de mayo.

Sapere aude! ¡Atrévete a saber!

@hzagal