UCRANIA
Foto: AFP / El presidente Volodímir Zelenski recorrió las calles de Bucha, donde aparecieron cientos de cadáveres  

Las negociaciones que sostuvieron Ucrania y Rusia la semana pasada parecían ser el primer paso rumbo a la paz, pero el descubrimiento de cientos de cadáveres con señales de tortura en varias localidades recién desocupadas por el ejército ruso levantaron la indignación de gobiernos y organismos que se pronunciaron en contra de “actos genocidas” o “crímenes de guerra”.

Esto tensó de nuevo el conflicto. La Unión Europea comenzó a idear un nuevo paquete de sanciones contra Rusia. El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, anunció que los países del bloque debatían la implementación de más castigos, tras condenar el hallazgo de al menos 410 cuerpos, incluyendo civiles, por parte de las fuerzas ucranianas, al retomar el control de territorios en los alrededores de Kiev, como la ciudad de Bucha.

TE PUEDE INTERESAR:   Biden llama criminal de guerra a Putin y pide juicio por matanza en Bucha

Mientras en Europa buscan el mayor impacto posible para Moscú, sin dañar de más la relación energética que aún tienen con el gigante euroasiático, Estados Unidos dijo que buscará la suspensión de Rusia del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, y el presidente Joe Biden adelantó que abogará por la realización de un juicio por crímenes de guerra.

Con el pasar de las horas, además de los posicionamientos, más países se unieron a las medidas contra el régimen de Vladímir Putin, incluyendo una oleada de expulsiones para las misiones diplomáticas del Kremlin en al menos tres territorios.

En Alemania, el gobierno dio un plazo de 5 días a 40 diplomáticos rusos destacados en Berlín por representar una amenaza para quienes se suman a los más de 300 mil refugiados que han llegado a la nación. Francia hizo un anuncio similar: expulsará a 35 diplomáticos argumentando un conflicto de intereses y el potencial riesgo a la seguridad francesa y europea.

Lituania, que comparte frontera con Bielorrusia, Polonia y el enclave ruso de Kaliningrado, también puso fin a la misión rusa en su país al expulsar al embajador ruso y optar por el cierre del consulado de Klaipeda, ciudad portuaria en la que 20% de los habitantes son de origen ruso.

Rusia, en tanto, rechazó que sus soldados hayan cometido crímenes de guerra en Bucha, y afirmó que las imágenes de cadáveres diseminados en las calles son “otra producción del régimen ucranio para los medios occidentales”.

“Ustedes están aquí hoy y ven lo que ha pasado. Sabemos que miles de personas han sido asesinadas y torturadas con las extremidades cortadas, las mujeres violadas, los niños asesinados (…) Son crímenes de guerra y serán reconocidos como genocidio” dijo el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, a medios desde Bucha.

CON INFORMACIÓN DE AGENCIAS

FRASES

“Quizá recuerden que me criticaron por llamar a Putin criminal de guerra. Han visto lo que pasó en Bucha. Pues esto lo justifica: es un criminal de guerra”
Joe Biden
Presidente de Estados Unidos

“Negocié con la presidenta de la Comisión Europea; informé sobre los crímenes inhumanos en suburbios de Kiev. De acuerdo: ¡los culpables serán castigados!”
Volodímir Zelenski
Presidente de Ucrania

“Estoy conmocionado por las imágenes de civiles asesinados en Bucha. Es esencial que una investigación independiente conduzca a una rendición de cuentas”
Antonio Guterres
Secretario General de la ONU

Reviven la gestión de Merkel: Rusia creció

Ante la imposibilidad de muchos analistas y gobernantes para explicar y contener, respectivamente, el avance de Rusia en Ucrania, la gestión de la excanciller alemana Angela Merkel revivió en la opinión pública.

La exgobernante, retirada apenas el año pasado, defendió su decisión en 2008 de bloquear la inmediata entrada de Ucrania en la OTAN, y rechazó las recientes críticas que le dirigió el presidente ucraniano Volodímir Zelenski.

Zelenski llamó “error de cálculo” franco-alemán a la decisión tomada en la cumbre de la OTAN en Bucarest, en 2008, sobre la no admisión de su país a la alianza, pese a la posición favorable de Estados Unidos.

«Invito a Merkel y a (el entonces presidente francés Nicolas) Sarkozy a visitar Bucha y ver dónde han conducido 14 años de políticas de concesiones a Rusia», dijo, aludiendo a las alegadas atrocidades cometidas contra civiles ucranianos por tropas rusas en esta localidad cercana a Kiev.

En un comunicado divulgado ayer, Merkel afirma que “mantiene la pertinencia de sus decisiones en relación con la cumbre de la OTAN en Bucarest”.

También llamada “dirigente del mundo libre”, la exjefa de gobierno de centroderecha está siendo acusada de haber aumentado la dependencia de Europa respecto a la energía rusa.

CON INFORMACIÓN DE AGENCIAS

¿Crímenes de guerra o genocidio, y quién lo juzga?

Lo descubierto en Bucha generó indignación y múltiples señalamientos hacia Rusia y su líder, Vladímir Putin, sin embargo, aún estamos lejos de saber si se trata de crímenes de guerra o genocidio; antes se deben aclarar motivos y revisar pruebas. Al juicio le da seguimiento la Corte Penal Internacional, que tiene competencia en estos casos, así como en los de lesa humanidad.

Un crimen de guerra, según los Convenios de Ginebra, puede ser una matanza de civiles injustificada, por ejemplo, mientras que genocidio es el asesinato deliberado de personas de un determinado grupo nacional, étnico, racial o religioso, con la intención de destruirlo, ya sea total o parcialmente.

LEG