Foto: Freepik / La región puede compensar el golpe en los mercados de materias primas  

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo reconoció el “efecto dominó” de la guerra en Ucrania en Latinoamérica y el Caribe, pero aseguró que la región puede compensar el impacto del conflicto en los mercados globales de materias primas.

En la asamblea anual del BID, que reúne a los principales responsables económicos de la región, Mauricio Claver-Carone dijo que la guerra y la pandemia muestran la “profunda interdependencia global”, con cadenas de suministro alteradas, primero de productos manufacturados de China, y ahora, de productos básicos de Rusia.

TE PUEDE INTERESAR:    México debe ser competitivo ante acuerdo con Surcorea

Indicó que la ofensiva rusa en Ucrania, lanzada a finales de febrero, sacude el orden mundial con «profundas ramificaciones» a futuro: “Algunos efectos dominó ya han comenzado a llegar a nuestros países”.

Señaló el impacto en la inflación y en los flujos de materias primas como el gas, el trigo y los metales.

“No solo deberíamos trabajar juntos para mitigar los efectos económicos en la región, sino que creo que América Latina y el Caribe pueden desempeñar y desempeñarán un papel importante en la compensación de los impactos de los productos básicos para todo el mundo”, afirmó.

 

LEG