Para poder denunciar de manera anónima, cualquier persona que lo desee pude hacerlo a través de tupista.org y a al teléfono es 855 33 000. FOTO: Pixabay  

Cuando estudiaba la universidad, como todo ser humano Lupita Carrasco tenía ganas de salir adelante y ser alguien en la vida, y fue precisamente esta vulnerabilidad que la llevó a ser víctima de trata.

A través de una falsa oferta laboral, terminó siendo presa de una supuesta academia de baile, actuación y modelaje, donde manipulándola con la promesa de realización personal, accedió sin paga, a realizar trabajo forzoso e incluso a violaciones sexuales.

TE PODRÍA INTERESAR: Rumbo al 8M: Te decimos qué es el violentómetro y por qué debes conocerlo

«Me di cuenta que era una falsa idea del éxito a través de las cosas terribles que pasé como la manipulación y coerción de estás personas. Había más chicas menores de edad conmigo y cuando logré escapar, regresé a la universidad. Fue gracias al deporte y las actividades culturales que logré salir a flote», relata admitiendo que este es un tema difícil para ella, pese a que lo vivió entre 1996 y 1998.

Hoy, 24 años después, Lupita Carrasco es una activista que lucha contra la trata de personas en la Comisión Unidos vs Trata.

Entre sus funciones, por ejemplo, enseña a niños, niñas y jóvenes que van de los 7 a los 18 años, todos supervivientes de trata, diversas actividades recreativas en refugios.

«Les doy talleres de defensa personal, danza brasileña, arte decorativo en naturaleza muerta, crear máscaras; todo lo que tiene qué ver con manualidades. Todas esas actividades recreativas y culturales yo las imparto en los refugios porque son actividades que a mí como sobreviviente me sacaron adelante en estos años. Entonces para mí es prácticamente una labor de terapia y para ellos es de restauración porque les da confianza.»

Lupita cuenta que los refugios de alta seguridad están divididos en tres: De niñas entre 7 y 13, de mujeres adolescentes entre los 14 y 18 años, así como de niños y jóvenes, donde todos reciben ayuda jurídica, psicológica, psiquiátrica, medicamentos, techo y alimento.

Lamentablemente asegura que hay menos de diez en el país para atender esta problemática.

TRATA EN MÉXICO: MARCO LEGAL Y OPCIONES PARA DENUNCIAR

El Índice Global de Esclavitud estima que en México existen al menos 341 mil personas que viven en esclavitud moderna, donde de acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), las principales víctimas son mujeres, niñas y niños.

Además en nuestro país se reconocen 11 modalidades de trata de personas, que son:

La esclavitud, condición de siervo, prostitución ajena u otras, formas de explotación sexual, explotación laboral, trabajo o servicios forzados, mendicidad forzosa, utilización de personas menores de dieciocho años en actividades delictivas, adopción ilegal de personas menores de dieciocho años, matrimonio forzoso o servil, tráfico de órganos, tejidos y células de seres humanos, así como la experimentación Biomédica ilícita en seres humanos.

TE PODRÍA INTERESAR: Trabajo sexual: Advierten preocupante aumento en migrantes menores de 16 años

Para sancionar a cualquiera que con actos u omisiones promueva este delito en cualquiera de sus modalidades, la Ley General para Prevenir Sancionar y Erradicar los Delitos en materia de trata de personas y para la Protección y Asistencia a las víctimas de estos Delitos, establece en su Artículo Décimo una pena de 5 a 15 años de prisión y de mil a veinte mil días multa.

«Es muy difícil que una persona que se encuentra en esta situación denuncie por sí sola. Por lo que siempre se requiere que si alguien sospecha de que alguien está siendo víctima de este delito, denuncie la zona y las características que están presentándose. Es importantísimo tener la cultura de denuncia», comenta Lupita Carrasco.

Para poder denunciar de manera anónima, cualquier persona que lo desee pude hacerlo a través de tupista.org y a al teléfono es 855 33 000.

klcg