El Primer Ministro británico, Boris Johnson, afirmó que “no habrá lugar para esconderse” de las sanciones a las riquezas ligadas a Rusia, seguido por el miembro del partido laborista, Chris Bryant, quien aseguró que los partidarios de Vladimir Putin, aún podrían intercambiar activos valiosos, por lo tanto llamó a las principales casas de subastas británicas, Christie’s y Sotheby’s a negarse a manejarlos.

TE PUEDE INTERESAR:   Más de mil 200 civiles mueren en Mariúpol en nueve días de asedio ruso

Sin embargo, un grupo de asesores experimentados visibilizó recientemente que el arte puede ser una manera de lavar dinero para el último beneficiario poseedor de piezas de valor incalculable que podría ocultarse en la escala global del mercado y la creciente presencia en línea.

El dinero ligado a Rusia podría ser lavado de manera efectiva a través de artículos de colección como el vino, estampas y los recientemente creados NFT, mismos que no figuran dentro de las regulaciones sobre el lavado de dinero dentro del Reino Unido.

Por otro lado, aún existen dudas sobre si dichas casas de subastas mantendrán sus oficinas en Moscú luego de llamados a boicotear al Phillips, una de las principales casas de subasta, propiedad de una empresa rusa de artículos de lujo.

La casa Christie’s, ya ha sentido los efectos del conflicto, pues recientemente citó a “la situación mundial actual” para justificar el aplazamiento de una subasta de libros raros de arte vanguardista ruso.

TE PUEDE INTERESAR:   Al menos 17 adultos heridos en bombardeo de hospital pediátrico en Mariúpol

Su contraparte Phillips, dijo al diario británico, The Guardian que era «negocios como de costumbre» y que sus subastas se seguirán llevando a cabo según lo planeado, a pesar de haber sido criticados fuertemente por una subasta realizada la semana pasada en Londres, la cual incluía obras de artistas como David Hockney, Claude Monet y Francis Bacon.

De dicha subasta se recaudaron 30 millones de libras, de las cuales según la casa, serán donadas en su totalidad las ganancias netas (5.8 millones de libras) a la Sociedad Cruz Roja de Ucrania, sin embargo esta declaración aún sigue en desafío.

LEG