Femen
Foto: Twitter/ @fotografergz. l El colectivo Femen recorrió las principales calles del centro de Madrid, para pronunciarse en contra de la violencia de género en San Valentín.  

Activistas del colectivo feminista Femen, se manifestaron este 14 de febrero en el centro de Madrid en contra de la celebración de San Valentín. 

Siete mujeres realizaron una marcha pacífica en topless portando un tocado rojo en la cabeza, y con frases escritas en su pecho para denunciar el machismo que se promueve con el día de los enamorados, mientras tiraban rosas rojas como un homenaje a las víctimas de feminicidio.

Te podría interesar: Justicia italiana emite orden de extradición contra Robinho, por violación

La marcha inició a las 6 de la tarde (hora España) con un recorrido por las principales calles de Madrid, desde Fuencarral hasta la Gran Vía; las feministas gritaron las frases:

«Hoy regalas rosas, mañana me asesinas» y «No es amor, el machismo mata».

El colectivo aclaró que el propósito del movimiento «No queremos rosas, queremos seguir vivas», es visibilizar los feminicidios de las mujeres españolas que han sumado al menos mil 129 casos.

Las manifestantes acusaron que los feminicidas que han protagonizado estos casos, son los mismos que algún día han deseado un «feliz San Valentín» a sus parejas.

Te podría interesar: Nueva York despide a más de mil trabajadores no vacunados

«Quien hoy te regala rosas pero el resto de año te maltrata, mañana te asesina», declaró Femen en su blog.

Femen destacó que su objetivo es defender el amor libre de ataduras, estereotipo sexistas y violencia, promoviendo un amor con respeto e igualdad que sea demostrado hacia la mujer todos los días.

Este colectivo fue fundado en Ucrania durante 2008 por la economista Anna Huston para luchar por los derechos de las ucranianas secuestradas para venderlas fuera del país.

Esta organización se ha expandido por países como España, Reino Unido y Alemania, en esas naciones Femen busca erradicar la violencia, el matrimonio religioso, turismo sexual y el sexismo; en Europa el colectivo tiene 300 miembros.

 

MFC