La ley afecta a todos los residentes mayores de 18 años de este país de 8,9 millones de habitantes, excepto las mujeres embarazadas, los que contrajeron el virus hace menos de 180 días y los que pueden quedar exentos por razones médicas. FOTO: AFP  

El presidente austriaco promulgó este viernes la ley sobre la vacunación obligatoria contra el covid-19, que entrará en vigor el sábado, una medida inédita dentro de la Unión Europea (UE).

«Alexander Van der Bellen promulgó hoy (viernes) a mediodía la ley federal sobre la vacunación obligatoria contra el covid-19″, anunció la presidencia en un comunicado.

TE PODRÍA INTERESAR: Descubren nueva variante de VIH más contagiosa

La norma se publicó justo después en el diario oficial y «por lo tanto, entrará en vigor el sábado», dijo a la AFP un portavoz del ministerio de Sanidad.

La ley afecta a todos los residentes mayores de 18 años de este país de 8,9 millones de habitantes, excepto las mujeres embarazadas, los que contrajeron el virus hace menos de 180 días y los que pueden quedar exentos por razones médicas.

Los controles solo empezarán a mediados de marzo y las personas no vacunadas se enfrentarán a multas que podrán ir de 600 a 3.600 euros (700 – 4.000 dólares).

Sin embargo, podrán ser anuladas si el infractor se vacuna en un plazo de dos semanas.

Un 60% de los austriacos apoya la ley, que fue adoptada en enero con una amplia mayoría. Solo la extrema derecha votó en contra.

Sin embargo, genera rechazo en otra parte importante de la población.

TE PODRÍA INTERESAR: España eliminará la obligación de usar mascarilla al aire libre

En las últimas semanas, decenas de miles de personas se manifestaron para denunciar una medida que consideran radical y liberticida.

También han surgido críticas sobre el sentido de la ley ante la menor gravedad de la variante ómicron y la explosión del número de casos.

De hecho, el gobierno ha anunciado que pronto se flexibilizarán las restricciones sanitarias, incluso para las personas no vacunadas, que actualmente están excluidas de los restaurantes y lugares culturales y deportivos.

Pero para el ministro de Salud, Wolfgang Mückstein, la vacunación obligatoria tiene como objetivo protegerse de las «nuevas olas», «para luchar contra las nuevas variantes» que podrían aparecer en los próximos meses, según explicó el jueves en Twitter.

Menos del 70% de la población austriaca tiene la pauta completa de vacunación (con la obligación en la mayoría de los casos de presentar tres dosis), un porcentaje inferior al de Francia o España y que ha disminuido aún más tras la reciente caducidad de muchos certificados.

klcg