Cataluña
Foto: Twitter/ @parlamentcat. l Más de 800 mujeres habrían sido condenadas y asesinadas al ser acusadas de brujería por más de 400 años, considerado como un acto de misoginia en Cataluña. Más de 800 mujeres habrían sido condenadas y asesinadas al ser acusadas de brujería por más de 400 años, considerado como un acto de misoginia en Cataluña.  

El parlamento catalán aprobó este 27 de enero la resolución del indulto a favor de «reparar la memoria histórica» de las víctimas que fueron injustamente condenadas y ejecutadas por supuestas prácticas de brujería entre los siglos XV a XVII .

Se estima que al rededor de mil mujeres fueron ejecutadas en periodo que comprende la Edad Media en Europa, con una detención y juicio injustificado considerado como una «persecución misógina» que iba en contra de los derechos humanos.

Ante la petición, los partidos miembros del parlamento habrían votado para discutir el tema durante la sesión de control, contando con un voto a favor por parte del Partido Socialista de Cataluña, dos en contra del Partido Popular y Vox y una abstención de Ciudadanos.

Te podría interesar: El Oro se estabiliza previo a la política monetaria de la FED

Esta propuesta fue hecha por funcionarios de los grupos Esquerra Republicana de Cataluya (ERC), Junts per Catalunya (JXC), la Candidatura d’Unatat Popular (CUP) y En Comú Pomem.

Esta iniciativa busca hacer una reparación de daños de las mujeres que fueron asesinadas por más de 400 años, como un ejercicio de reflexión que evoca a la protección de mujeres que aún en la actualidad siguen siendo perseguidas por no encajar con los estándares del patriarcado.

«La caza de brujas, fue la represión contra la disidencia, la misoginia y el machismo que en un momento en el que  con el nacimiento del capitalismo se quiere construir el modelo de la mujer sumisa», señaló Jenn Díaz, miembro de la Esquerra Republicana de Cataluya.

Te podría interesar: Xiomara Castro asume presidencia de una Honduras pobre, migrante pero optimista

Por su parte el parlamento, presentó el documento con las propuestas de resolución aprobadas por los grupos parlamentarios, destacando que las mujeres acusadas y condenadas por brujería serán reconocidas como victimas de una persecución de misoginia.

Además, se deberá manifestar un apoyo a la campaña «No eran brujas, eran mujeres» para la reparación de la memoria, así como impulsar movimientos y estudio académicos sobre la perspectiva de género en el Gobierno Catalán.

Por su parte la diputada del JXC, Aurora Madaula, hizo un hincapié para incorporar nuevas nomenclaturas en las calles de Barcelona del nombre de estas mujeres que destaca, deben ser relevantes al constituir con un ejercicio simbólico de reparación y defensa de la memoria.

 

 

MFC