Oxxo
Foto: Twitter/@@Damagooz Una usuaria de Twitter cuenta la historia de como un ingeniero del Tec de Monterrey renombrado construyó un Oxxo al revés.  

Hoy en día las tiendas de conveniencia, Oxxo están en cada esquina y regadas en numerosos sitios del país, han tomado tanta popularidad entre la sociedad mexicana que ahora es considerada indispensable para cierta población.

Como rival de las ‘tienditas de la esquina’, los Oxxo han sido participes de historias muy graciosas o muy trágicas, muchos la reconocen por que la segunda caja «simpre esta cerrada», por sus buenas ofertas e incluso sus trabajadores, como el famoso ‘niño del Oxxo’.

Actualmente las historias que suceden dentro o al rededor de estas, llegan a ser virales rápidamente gracias a las redes sociales.

El origen de la cadena se dio en Monterrey en 1978, de acuerdo con un plan de la Cervecería Cuauhtémoc para promover sus marcas, por lo que al principio sus tiendas sólo vendían cerveza, botanas y cigarros.

El nombre de Oxxo viene de su primer logo (un carro de supermercado), que era como se anunciaba y, gracias a la gente, nació el nombre se popularizó.

Te podría interesar: Video: Con un “rejazo” un hombre detuvo a un par de ladrones que huían en moto

Al generar tanta popularidad fueron expandiendo las tiendas a más y más ciudades al rededor de la República mexicana, esta tienda que antes fue una Cervecería tuvo ayuda de Femsa, pues estaba aliada desde un principio y por lo cual logró expandirse tanto que en la actualidad no hay esquina que no la tenga.

Es así que una usuaria de Twitter, bajo el seudónimo ‘La de RH’ platicó una gran historia que se hizo completamente viral en esta y el resto de redes sociales.

En el hilo de la publicación el nos cuenta la anécdota, como ella lo llamó en una primera publicación, de un «ingeniero egresado del Tecnológico de Monterrey, con maestría y diplomados», quien también era hijo de su jefe y que construyó un Oxxo al revés.

Así es, lo leíste bien, un Oxxo al revés; la usuaria cuenta en su publicación que una vez trabajando en la ciudad ‘Paste’ (Pachuca), hubo una constructora que ganó la adjudicación para construir Oxxos.

Esta constructora era familiar, manejada por el Ing. Rigoberto, sus 3 hijos siendo los herederos y administradores.

También te podría interesar: Muere el cantante y actor Meat Loaf

Siguiendo con la historia escribió: «El hijo mayor a quién llamaremos ‘Rigobertito’, era exatec, era el mandamás de civil. La empresa tenía una plantilla de ingeniería muy buena… Y a él. Uno de los Ing. más fregones que conocí en la vida era el consentido del jefe y su hijito que estaba bien baboso lo malmiraba».

Cuenta que a este ingeniero que tanto admiraba lo llamaría «What you say (si por el chiste de Polo Polo)», quien tanta envidia le causó al hijo del jefe.

Ella reconoció que este ingeniero abiertamente se burlaba del hijo del jefe, pues solo era cuestiones de apariencia.

«era el wey más fregón y cínico que conocí, a mí me ayudaba muchísimo (yo estaba en otra cosa diferente a Recuros Humanos) se burlaba abiertamente y le decía a Rigobertito lo menso que estaba», dijo la usuaria.

Fue hasta que un día ella escucho los gritos del Ingeniero Rigoberto (el padre) y le preguntó a What you say, que es lo que pasaba, a lo que el le respondió muerto de risa : «‘Pues el pendejo de Rigobertito que hizo el Oxxo al revés'».

La de RH dijo que todos se quedaron sorprendidos y preguntándose cómo es que hizo un Oxxo al revés.

Mencionó que inmediatamente el Ingeniero y padre de ‘Rigobertito’ salió para hablar con la gente de Femsa, argumentando que lo designaría y le pondría una multa, a lo que sumó: «Rigobertito salió detrás de él con cara de regaño».

Si bien la usuaria dijo que el querido WYS también fue requerido a la junta, mientras que a el hijo del jefe le pidieron saliera de esta, cuando el ingeniero WYS salió con cara de satisfacción, le contó que «un día el hijo del jefe llegó de muy mal humor al sitio y al preguntar los trabajadores sobre los planos, el señor les dijo que se apegaran a sus indicaciones».

Argumentando que él era el jefe, que él mandaba y si el decía que se empezaba de cierta forma, así se tenía que hacer.

Añadió que: «Todo esto fue con una actitud pelada y como la gente de obra es amable pero muy obediente, hizo lo que el jefe ordenó. El jefe que además era socialité, se desentendió de la obra».

«Hasta que la supervisión llegó y se dió cuenta de sus cochinadas. La humillación».

Afortunadamente la empresa no presentó cargos a la constructora y la usuaria terminó de contar que a ‘Rigobertito’ le fue vetado del lugar de construcción.

También compartió una foto en representación de lo que sería el ‘supuesto plano’ que el ingeniero del Tec, había hecho.

Finalmente concluyó la historia admitiendo que salió de trabajar de aquel lugar, lo último que sabía era que ‘Rigobertito’ se quedó al frente de la constructora junto a sus hermanos y que no sabía más sobre el destino de aquella empresa.

 

SLF