Foto: AFP / Los militares tomaron el poder en febrero pasado, y prevalecen

Meta, casa matriz de Facebook, desactivó todas las páginas y cuentas pertenecientes a empresas controladas por el Ejército birmano, acentuando sus restricciones sobre la junta militar. Los militares birmanos tienen vastos intereses comerciales en industrias diversas, como cerveza, tabaco, transportes, textiles, turismo y finanzas.

De acuerdo con activistas y grupos de defensa de Derechos Humanos, estas empresas financiaron la represión y abusos desde mucho antes del golpe militar del 1 de febrero que derrocó a la jefa del gobierno civil, Aung San Suu Kyi, hoy presa.

A finales de febrero, Facebook ya había eliminado todas las cuentas vinculadas a esa milicia, justificando el uso de la fuerza contra opositores al golpe.

También eliminó de sus plataformas la publicidad de empresas vinculadas al Ejército de Birmania.

Un portavoz de Facebook confirmó este miércoles que todas sus páginas ya están desactivadas, luego de que el gigante de las redes sociales se comprometiera a eliminar páginas, grupos y cuentas que representen a empresas controladas por los militares.

Esta decisión se apoya en la amplia documentación de la que dispone la comunidad internacional sobre el papel directo de estas empresas en la financiación de la violencia y violaciones a los derechos humanos en la actualidad por parte de los militares birmanos.

EN LA AGENDA DE EU

El jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, visitará la semana próxima el sureste asiático para remarcar la importancia de la región del indo-pacífico, clave en la relación con China, y denunciar la crisis birmana. Blinken iniciará su gira de ocho días en Liverpool, Inglaterra, con una reunión del viernes al domingo con sus homólogos de los otros países del G7 (Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón y Reino Unido), difundió ayer su portavoz, Ned Price.

 

LEG