Rosario por México
La conducción del Rosario por México será llevada a cabo por Ana Paula Morales, Directora de Terra Sancta.

Con motivo de la festividad de Nuestra Señora de Guadalupe, Terra Sancta México, junto con Magdala, Catholic.net, Regnum Christi, Zenit y Desde la fe, publicación de la Arquidiócesis Primada de México, han organizado un “Rosario por México”, el cual tendrá lugar el día 12 de diciembre del presente año, a las 5:00 pm, hora local de la Ciudad de México. Participarán sacerdotes de distintas arquidiócesis y consagradas de Regnum Christi en el rezo de los misterios desde países donde se tiene la advocación a la Virgen de Guadalupe: México, Fátima, Tierra Santa, Lourdes. Se recibirá a bendición final de parte de Mons. Franco Coppola, nombrado actualmente por el Papa Francisco: Nuncio Apostólico de Bélgica; después de haber ocupado el mismo cargo en México por cinco años.

El Rosario será transmitido por las redes sociales de Catholic.net, Zenit, Regnum Christi, Terra Sancta México y Desde la fe. Se invita a todos los mexicanos y devotos de la Virgen de Guadalupe a rezar por la paz y la fe de los mexicanos; incluyendo en su oración las necesidades personales de cada uno de los que se unan virtualmente.

Para ver la transmisión por Catholic.net, pulsa el link:
https://youtu.be/wriL6I5rg8w

Para ver la transmisión por Zenit, pulsa el link:
https://youtu.be/WWVk-VuvTE8

Para ver la transmisión por Regnum Christi México y Centroamérica, pulsa el link:
https://www.facebook.com/regnumchristimx

Para ver la transmisión por Facebook de Terra Sancta México, pulsa el link:
https://www.facebook.com/OficinaTerraSancta

Para ver la transmisión por Facebook de Desde la fe:
https://www.facebook.com/desdelafe

Te puede interesar: Firma MH convenio con red ciudadana en apertura

La conducción del Rosario por México será llevada a cabo por Ana Paula Morales (Directora de Terra Sancta) y Estrella Baz (miembro de Regnum Christi). Los misterios gloriosos serán presididos desde los diversos lugares que representan los sacerdotes y las Consagradas de Regnum Christi: Mons. Salvador Martínez Ávila, Rector de la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe; Pbro. Fidel Ortega, desde el Santuario de Fátima; Kathleen Nichols, CRC, desde Magdala; María Ángeles Delgado Buezo, CRC, desde la Plaza de San Pedro, Roma; Pbro. Mauricio Elías, desde las grutas del Santuario de Lourdes. Las letanías del Rosario y la bendición final serán realizadas por Mons. Franco Coppola, Nuncio Apostólico de México.

La Santísima Virgen María, la Madre de Dios y Salvador, se apareció a Juan Diego Cuauhtlatoatzin en cuatro ocasiones del 9 al 12 de diciembre de 1531. El día 9 de diciembre, la Virgen María se apareció a Juan Diego en el cerro del Tepeyac y le pide que vaya con el Obispo, Fray Juan de Zumárraga, para que le comunique: “Es mi deseo que en este lugar se me edifique un templo; en él, les mostraré todo mi amor, quiero que me invoquen y en mí confíen”. Con muchos esfuerzos, le permiten a Juan Diego ver al Obispo, pero éste no le creyó. Juan Diego va con María a contarle el resultado de su misión, y le ruega que envié a otro más importante en su lugar con el Obispo. Sin embargo, la Virgen María lo manda de nuevo con Fray Juan de Zumárraga, éste pide una señal del cielo para creerle a Juan Diego. La señal que da María es dejar en la tilma su imagen estampada después de haber colocado unas flores sobre la tilma. Posteriormente se edificó el lugar que pidió Nuestra Señora de Guadalupe, comenzando así su veneración por el pueblo mexicano y por varios países más, sobre todo en Latinoamérica.

Te puede interesar: Ayuda en Acción México ha brindado apoyo a más de 7 mil mujeres migrantes

Hoy, el pueblo mexicano sufre por diversas situaciones de violencia, económicas y familiares que lo llevan a la desesperanza, a la falta de fe y al desánimo. En este Rosario se espera con fe que México vuelva a mirar con ojos de amor y confianza a la Santísima Virgen María, como Madre y Protectora de México; sea capaz de reconocer en Ella la intercesión por sus seres queridos y por sus sufrimientos. La Virgen de Guadalupe puede conseguir de su Hijo todas las gracias que se necesitan para salir de todo acontecimiento difícil; sólo basta poner una total confianza en Ella y saber esperar con paciencia y perseverancia el momento en que Dios haga su voluntad en favor de los más dolientes y sufrientes.

JC