Foto: Cuartoscuro / López Obrador reconoció a las Fuerzas Armadas por su contribución “generosa” en el desarrollo del país y rechazó que se trate de una militarización

El presidente Andrés Manuel López Obrador admitió que el país sigue en crisis económica, aunque espera que pronto sea superada y, además, dio por controlada la epidemia de Covid-19.

Durante un mensaje de alrededor de 90 minutos en el Zócalo de la Ciudad de México, al que según datos de la Secretaría de Gobierno de la CDMX asistieron 250 mil personas, el mandatario dijo que “pronto, muy pronto, terminaremos de salir de la crisis económica”.

Resaltó que debido al control de la epidemia, con la vacunación de 86% de la población, así como la reducción en el número de hospitalizados y fallecidos, el país se encamina a la “normalización” educativa y social.

Sobre la promesa de abasto de medicamentos, el jefe del Ejecutivo confirmó ayer, en su mensaje con motivo del tercer aniversario de su administración, que a partir de enero el Ejército asumirá la tarea de la distribución aérea y terrestre de los fármacos.

López Obrador reconoció a las Fuerzas Armadas por su contribución “generosa” en el desarrollo del país y rechazó que se trate de una militarización.

“Las acusaciones de que estamos militarizando el país carecen de toda lógica y de buena fe: No se ha ordenado a las Fuerzas Armadas que le hagan la guerra a nadie ni que repriman a la sociedad, que violen las leyes y que coarten las libertades. Nada de desapariciones forzadas ni tortura”, dijo.

Respecto a la seguridad, reconoció que aún está pendiente la pacificación del país y adelantó que seguirá con la misma estrategia.

“Hemos acreditado con hechos nuestra convicción humanista, demostrando en la práctica que el mal debe enfrentarse haciendo el bien, que la paz es fruto de la justicia, que el ser humano no es malo por naturaleza”, manifestó.

Presumió una baja de 0.7% en la incidencia de homicidios dolosos, porcentaje que, reconoció, es bajo y lo justificó al señalar que es una herencia de anteriores Gobiernos.

El Presidente prometió que su administración continuará con la investigación “hasta saber la verdad de los jóvenes desaparecidos de la normal de Ayotzinapa”.

PLAN ENERGÉTICO

También defendió la propuesta de reforma al sector eléctrico y explicó que se trata de recuperar el equilibrio perdido por los cambios impulsados en el periodo neoliberal.

Detalló que se iniciará la construcción de seis plantas termoeléctricas y un parque de generación de energía solar en Puerto Peñasco, Sonora, con lo cual se evitarán apagones e incrementos en el costo de la energía al consumidor.

Tras defender las acciones realizadas en tres años de su administración, el mandatario envió un mensaje a los integrantes de la Cuarta Transformación: no zigzaguear, anclarse en los valores de la izquierda, como eje fundamental apoyar a los más pobres.

Señaló que los gobiernos anteriores priorizaban a “los de arriba, porque decían que si llovía fuerte arriba, goteaba abajo, como si la riqueza fuese permeable o contagiosa. Qué se vayan al carajo con ese cuento”.

López Obrador informó que, en abril se podría llevar a cabo el proceso de revocación de mandato, con el cual “vamos a probar de nuevo qué tanto respaldo tiene nuestra política de transformación, sabremos si vamos bien”, por lo que invitó a la ciudadanía a participar en ese ejercicio democrático.

Más allá de lo material, aseguró, que “lo más importante es que ya sentamos las bases para la transformación de nuestro país entre todos. En tres años ha cambiado, en tres años ha cambiado como nunca la mentalidad del pueblo, que eso es lo más importante de todo”.

LEG