Especial Melisa Martínez se llevó el oro en la categoría K1 de Kickboxing, la más violenta de todas  

Tras mantenerse siete peleas invicta, Melisa Martínez, joven mexicana y estudiante de la UNAM, se coronó el pasado 25 de noviembre como campeona mundial amateur de kickboxing en la división de 52 kilogramos, categoría K1, al derrotar a la eslovaca Monika Chochlikova en la gran final del Campeonato Mundial de la Asociación Mundial de Organizaciones de Kickboxing (WAKO), realizado en Italia.

“Super Mely”, como se le conoce a la universitaria, tiene 23 años y es estudiante de la carrera de Química en alimentos de la Facultad de Química de la UNAM, quien derrotó a la eslovaca con ventaja de puntos al ganar en tres rounds, quitándole el título de campeona del mundo que Chochlikova había obtenido en 2019.

Este triunfo y especialmente escuchar el Himno Nacional Mexicano en otro país, es uno de los mayores gozos que ha tenido Melisa en su vida.

“Para mí ha sido este el más grande de mis logros, está en el top uno. El abanderamiento es algo muy padre dentro de ti, es algo que te impulsa porque dices ‘va por mi país’. Y ya en el momento de la competencia, ver tu bandera es algo impresionante, sientes algo muy fuerte, es la mayor satisfacción que puede tener un deportista, más allá de los trofeos o las medallas. Para mí era muy importante hacer sonar el Himno Nacional en otro país y contra las mejores peleadoras. Significa algo increíble ganar esa medalla de oro y colocar a México en la cúspide”, así lo compartió la deportista a través de un comunicado.

Sin embargo, no todo es felicidad, pues la ahora campeona mundial también compartió las dificultades que se presentan al mantener una vida académica a la par con el deporte. “Para poder viajar a Europa deje en pausa los exámenes y trabajos en equipo, mismos que ahora retomare como campeona mundial.”

Así mismo, destacó que pese a obtener el título de campeona mundial aún tiene muchas aspiraciones por delante. “Me faltan las últimas partes de los requisitos para titularme, pero a mí me gustaría estudiar otra carrera, como nutrición o hacer un diplomado o posgrado enfocado en los suplementos alimenticios. Quiero aportar algo como deportista representando a mi país, pero también ayudar a los deportistas desde el lado de la ciencia.»

Melisa, la “Super Mely”, también ganó el premio especial WAKO como Mejor Competidora Femenina en las Disciplinas del Ring y de esta manera logró clasificar para competir en los World Games en Birmingham, Alabama en 2022.

Será el próximo siete de diciembre en McAllen, Texas, que “Super Mely” combatirá a Desiree Yañez para definir el título mundial femenino de las 115 libras.

 

PL